cableado-espiritualPredicaciones – Cableado Espiritual 2

 

Continuemos.

Mucha gente se siente mal porque siempre se enfoca en aquello que no quiere y activa emociones negativas: «No quiero enfermarme», «no quiero separarme», «no quiero estar mal», «no quiero ponerme a llorar». Por tal motivo es importante que siempre pienses en lo que querés y lo escribas. Por otra parte es importante que no confundas deseocon necesidad ya que tus únicas necesidades genuinas son respirar, alimentarte y dormir: el resto de lo que creés que necesitás en realidad son deseos: ¿Ya sabés lo que deseás? Yo deseo que en este tiempo prosperes, te multipliques y viajes. Deseo también que seas luz y sal, y que todo lo que hagas te salga bien.

 

2. No Pensar en Actividades Sino en Metas.

Si se rompió un portero eléctrico y el encargado del edificio debe resolverlo tiene que enfocarse en que dicho artefacto funcione. Cuando los vecinos le reclamen al encargado que el portero no funciona la expectativa de ellos va a estar en el resultado y no en las tareas que se hayan hecho para lograr el objetivo. De nada sirve que el encargado haya llamado al electricista o que él mismo lo haya intentado arreglar de múltiples maneras el portero, si luego no funciona. Muchas veces uno suele enfatizar las tareas que efectúa y relega los resultados a un segundo plano. Si, por ejemplo, sos vendedor y no alcanzás las ventas mínimas requeridas, tu jefe probablemente deseará que le des una explicación. Podés responder: «Estuve ofreciendo este producto durante todo el día, pero no vendí lo esperado porque estamos a fin de mes y la gente ya gastó su dinero…», pero lo cierto es que pese a todas las actividades que efectuaste, no alcanzaste la meta.

Todas las excusas y explicaciones serán solo para mencionar las actividades que llevaste a cabo en tu intento frustrado de alcanzar tu meta. Supongamos que quisieras irte de vacaciones. Tomarte esas vacaciones serían tu meta; no obstante, bastaría con esperar unos instantes para que probablemente te inunden las excusas: «No tengo plata», «tengo que conducir muchos kilómetros porque es lejos», «no sé si voy a poder hacer las reservaciones». La gente mediocre habla de las actividades pero aquellos que son exitosos piensan en el objetivo. ¡Enfocate en la meta!

 

3. Ampliar tu Cableado.

En el ejemplo del encargado que mencioné anteriormente, las tareas que él realizó para reparar el portero eléctrico serían su cableado cerebral. ¿Sabías que en tu cerebro hay cien mil millones de células que forman cableados o circuitos de pensamiento? Mediante dichos circuitos realizás una conducta y la repetís. Por ejemplo, Alejandra me contó que los circos le dan tristeza. Su cableado es circo = tristeza. Otros cableados podrían ser: milanesas = mamá, perfume = primera novia, arena = vacaciones.

En el ejemplo del portero eléctrico, imaginemos que el encargado tiene tres conexiones:

a. Llamar al electricista.

b. Pedirle a alguien que lo arregle.

c. Tratar de arreglarlo él mismo.

Este encargado probará una y otra vez estas tres opciones, tal vez en distinto orden, pero estará limitado a los tres circuitos que tiene en su cableado. Entonces, cuantos más circuitos tenga, es decir, cuantas más actividades realice mayor será la capacidad de efectuar la tarea y obtener un resultado positivo. Por eso, otra persona que desempeñara otras actividades para arreglar el portero eléctrico, seguramente tendría más éxito. Si el encargado le preguntase al encargado del edificio de enfrente cómo hace él para solucionar el problema, podría incorporar esas ideas y así ampliar su circuito cerebral. Lo cierto es que, lamentablemente, todos tenemos la tendencia a movernos dentro de los límites de nuestros circuitos y hacemos siempre lo mismo. Por ejemplo, ¿por qué no ganamos el doble de dinero? Probablemente porque no hacemos un esfuerzo para trabajar más o tal vez, porque no intentamos llevar a cabo lo que hacen quienes obtienen altos ingresos. Al proceder de esta manera no estamos ampliando el cableado sino repitiendo los mismos circuitos.

(CONTINÚA…)

Por Bernardo Stamateas

Lee Cableado Espiritual 3

Lee Cableado Espiritual 4

Artículo anteriorSermones – CABLEADO ESPIRITUAL 3
Artículo siguienteSermones – CABLEADO ESPIRITUAL 1
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre