Predicaciones Cristianas – El Poder de la Bendición 3

 

Continuemos.

Moisés estaba en Egipto, era príncipe, mata a un egipcio y Dios lo saca de Egipto y lo mete en una montaña cualquiera con ovejas ¿Saben por qué Dios lo sacó de Egipto y lo metió en la montaña? porque si no ese Egipto iba a terminar matándolo. A veces Dios te saca de un lugar para cuidarte de ese lugar, porque él sabe que ese lugar te va a quitar la vida.

Hay personas que perdieron el trabajo, y yo quiero decirte que muchas veces Dios te saca del trabajo, para que el trabajo no te infarte y te lleva a una montaña. Y en esa montaña, cuando parece que estás tocando fondo, Dios te va a dar algo mejor, te va a decir: no era Egipto, es la tierra prometida que yo te voy a dar, vas a ser dueño, ahí eras extranjero, allá vas a ser dueño, porque cuando algo sale de nuestra vida, Dios suelta algo mejor, porque los que estamos bendecidos pensamos así, si algo sale, una nueva bendición vendrá para mi.

Moisés estaba en Egipto, él era el hijastro del faraón, era príncipe, y de pronto Dios le saca el título, lo manda a la montaña con las ovejas, era un pastor ¿Saben qué era lo peor que existía en Egipto? un pastor. Parece que cae en lo más bajo, perdió su título, su dignidad, pero Dios le dijo, es que no sos un príncipe, te voy a dar algo mejor, sos un conquistador de tierras nuevas, sos el Cristóbal Colón de la fe, sos la persona que va a abrirle camino a dos millones de personas, sos la persona que va a echar raíces en tierra de abundancia, de leche y de miel, yo no sé si Egipto te echó de su sistema, pero Dios nunca te va a echar de su sistema, cuando Egipto te eche, Dios te va a recibir para decirte que hay bendiciones nuevas para tu vida.

Hay bendiciones nuevas. ¿Cuántos perdimos cosas? Hay bendiciones nuevas, hay bendiciones nuevas, hay bendiciones nuevas, perdiste la casa, hay bendiciones mejores, perdiste el coche, la salud, hay bendiciones mejores, vos estás bendecido y tenés que aprender a hablar la palabra que te trae las bendiciones, se viene algo mejor, se viene algo mejor.

 

Tercer Principio: Permiso Para Dar y Permiso Para Recibir.

La gente bendecida que usa el poder de la bendición da bendición pero se deja bendecir. ¿A cuántos nos es más fácil dar? ¿A cuántos nos cuesta recibir? ¿A cuántos le es más fácil recibir pero no dan nunca nada?

Este centurión romano hizo una sinagoga, tuvo permiso para dar, pero cuando tuvo que pedir el milagro lo pidió, él llamó a los ancianos y les dijo, vayan, y pídanle un milagro, yo necesito un milagro en mi casa. Tenés que saber pedir hermano, tenés que ser pedigüeño, cuando venimos acá, venimos a pedirle al Señor. Yo no le pido nada, bueno se lo vamos a pedir nosotros, porque tenemos que saber dar y tenemos que saber recibir, la gente recibida se deja bendecir, cuando alguien te diga: qué linda que estás, no digas ¡ay! ¿A cuántas se lo dirás? Dejate acariciar.

Cuando alguien te acaricie con una palabra, dejate acariciar, cuando alguien te diga, gracias, no digas: no es nada, soy una cucaracha del Señor, soy el felpudo de él.

Hoy, el Señor me dijo que hay semillas que yo siembro y la cosecha es para mí, pero hay semillas que yo siembro y la cosecha es para otro, porque éste hombre, el centurión romano, sembró una sinagoga y el que cosechó el milagro fue el sirviente, ¿hizo la sinagoga, puso plata, pidió algo, mandó a los ancianos a interceder? ¿Qué hizo? Nada, y el centurión estaba contento porque él sabía dar y sabía recibir, vos tenés que saber que muchas veces hacemos cosas y no cosechamos nada, pero la cosecharon otros.

Cuando vamos por los barrios, cuando hacemos todo lo que estamos haciendo en los hospitales, en las plazas, con la gente que no tiene nada, muchas veces damos y otros cosechan, esa es la alegría, porque la gente bendecida sabe dar y sabe recibir, y sabe dar para que otros reciban y sabe recibir cuando alguien quiere bendecir, amén.

(CONTINÚA…)

Por Bernardo Stamateas

Lee El Poder de la Bendición 4

Lee El Poder de la Bendición 5

Lee El Poder de la Bendición 6

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre