Predicaciones – ¿Cuál es la Diferencia Entre Sanidades y Milagros? 2

 

Continuemos.

Siete Señales que Prueban la Deidad de Jesús.

Juan 2:11. El libro de Juan nos narra siete señales que Jesús hizo para probar su deidad y cada una tiene profundo significado:

1. Convirtió el agua en vino (Juan 2:1-11). Esta es una señal de transición del creyente tipo Juan el Bautis­ta a creyente del reino; del vino viejo al vino nuevo.

2. Sanó al oficial del rey (Juan 4:46-54). Este verso muestra la diferencia entre creer en Dios por la fe en Su Palabra, y creer en Él sólo por las obras.

3. Sanó al paralítico de Betesda (Juan 5:1-15). Simbo­liza que el pueblo debe dejar las heridas del pasado, que lo paralizan y no le permiten ver lo nuevo.

4. Alimentó a los 5.000 (Juan 6:1-13). Es una alegoría de convertirse en un canal para multiplicar y ali­mentar espiritualmente a las multitudes.

5. Caminó sobre las aguas (Juan 6:16-21). Esto hace alusión al dominio sobre los elementos de la natu­raleza.

6. Sanó al ciego untando sus ojos con barro (Juan 9:1-7). Ilustra la ceguera de la religiosidad y el fariseísmo, y cómo el Hijo de Dios devuelve también la vista espiri­tual.

7. Resucitó a Lázaro (Juan 11:1-45). Esto demuestra que Él es la resurrección y la vida, y ejerce dominio sobre la muerte.

 

El propósito de las siete señales era hablarle al pueblo acerca de su condición espiritual y confirmarle que Él es el Hijo de Dios, capaz de darles vida eterna, devolverles la capacidad de ver, oír, caminar y vivir en comunión con el Padre. Por eso, cada señal que nos acompañe debe apuntar a Jesús, no al hombre, no a una organización ni a ninguna otra cosa.

 

¿Qué son Maravillas?

En griego se utiliza el vocablo “téras” para significar maravillas, un adjetivo que siempre es usado en plural. Téras describe algo extraño, que deslumbra y asombra al espectador, cuya procedencia se atribuye a un acto divino.

Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravi­llas y señales eran hechas por los apóstoles (Hechos 2:43).

La diferencia entre una señal y las maravillas, es que la señal indica o apunta a algo o alguien específico, tiene un des­tino o destinatario, en este caso Jesús; en cambio, las maravi­llas testifican de Jesús y apelan a la imaginación, el intelecto y el corazón del observador; lo sensibilizan causándole espanto y asombro para que reciba el evangelio.

Veamos un testimonio que ilustra una asombrosa maravilla:

Mientras ministraba en el Sports Arena de Los Ángeles, California, con unas diez mil personas en los asientos, la gloria y el poder de Dios cayeron y empezó a manifestarse el fuego de Su presencia, a tal grado que la gente sentía que se quemaba. De repente, entre la multitud, un hombre comenzó a gritar y saltar. Cuando llegó a la plataforma me contó que era un pastor que llevaba dieciocho años predicando en contra de los mila­gros, porque no creía que realmente sucedieran, sino que eran invento de algunos predicadores. Él había llegado ahí a escon­didas de su denominación. Cuando le pregunté por qué había subido con un bastón en la mano, nos contó que, de niño, le ha­bía dado poliomielitis, una enfermedad que afecta el sistema nervioso central y destruye las neuronas motoras, ocasionando la parálisis en algunas partes del cuerpo y debilidad muscular. Esto le había dejado la pierna izquierda paralizada, los tejidos comidos y los músculos dañados; el diámetro de su pierna era apenas como tres dedos de su mano; se le había secado; era hueso forrado en piel; por tanto, no podía moverla ni levantarla. Nadie le impuso manos; él estaba en su asiento cuando sintió que la pierna se le empezaba a inflamar, sintió que algo crecía en su interior.

Cuando se tocó, de la rodilla para abajo sintió que se llenaba de carne, pero hacia arriba todavía estaba seca. Entonces clamó o Dios diciendo: «Señor, termina Tu obra por favor». En aquel momento sintió que de la rodilla hacia arribo también se llenaba de carne. Allí mismo comenzó a mover la pierna mostrándoles a todos su sanidad. Este testimonio fue un hecho maravilloso, asombró a todos los presentes, sirvió para que cientos de ellos recibieran salvación, y para que Cristo fuera exaltado. El hecho fue tan comentado que incluso la televisión secular de Los Ángeles le dio cobertura durante varios días.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Cómo Caminar en el Poder Sobrenatural de Dios”

Por Guillermo Maldonado

Lee ¿Cuál es la Diferencia Entre Sanidades y Milagros? 3

Lee ¿Cuál es la Diferencia Entre Sanidades y Milagros? 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre