demostrando-la-derrota-de-satanasPredicaciones – Demostrando la Derrota de Satanás 4

 

Continuemos.

Yo sabía que el actuar sobre el temor puso en acción a Satanás. Yo sabía que si actuaba sobre la fe, pondría a Dios en acción.

Ahora, entienda que yo no tenía deseos de volar. Pero no importa cómo se sienta usted. Sólo actúe como que Dios le ha dicho la verdad. Cuando usted actúa sobre el temor, está diciendo por sus acciones que Satanás es más poderoso que Dios. Cuando usted actúa sobre la Palabra de Dios en fe contra el temor, está diciendo que Dios es más poderoso que el diablo. Recuerde, actuar sobre el temor pone en acción a Satanás. ¡Actuar sobre la Palabra de Dios en fe activa el poder de Dios!

Cuando fui a subir al avión vi que era frágil, con dos motores de hélice. Mis rodillas se debilitaron y casi me desmayo. Logré subir al avión. Me senté e inmediatamente empecé a sudar. Pero sé que Jesús sonrió y los ángeles se regocijaron al ver mi determinación de actuar sobre la Palabra de Dios en contra del temor de Satanás. ¡Deliberadamente Jesús me había dejado en la arena de la batalla hasta que pudiera usar la espada del Espíritu y echar yo mismo a Satanás!

Durante todo el camino cité las promesas de Dios. Le dije a Satanás lo que Dios había prometido. Lo resistí firmemente con la Palabra de Dios. ¡Yo tenía que demostrar que Satanás estaba derrotado! ¡¡¡El avión aterrizó sin problema!!! ¡Sentí temor durante todo el vuelo, pero gracias a Dios llegué bien!

El diablo me dijo: «Nunca regresarás a casa a menos que camines». Pero el diablo es un mentiroso. Cuando regresé a mi hogar en el mismo tipo de avión, no SENTÍ la presencia de Dios. Sentí temor. Pero actué como si Dios me había dicho la verdad. Él dijo: No te desampararé, ni te dejaré (Hebreos 13:5). Él había dicho en Su Palabra: No te sobrevendrá mal… Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos (Salmo 91:10-11). Así que, ¡actué sobre esas promesas en vez de las mentiras del diablo!

¡Gracias a Dios aterrizamos bien! El poder de Satanás sobre mí fue quebrado y desde entonces he volado por todo el mundo tantas veces que he perdido la cuenta. Ahora, subo a un avión, me siento y me duermo. Despierto en otro país con nuevas fuerzas porque TODO temor ha sido echado fuera. ¡Yo demostré la derrota de Satanás en mi propia vida!

Muchos de ustedes han tenido la misma batalla con el temor del cáncer, su hogar, su esposo, su familia y muchas otras cosas. El temor atormenta. Usted puede echar al enemigo fuera con la Palabra de Dios y el nombre de Jesucristo. ¡Levántese y actúe contra el enemigo! Él se irá. La Palabra de Dios dice: Resistid al diablo, y huirá de vosotros (Santiago 4:7).

Usted se preguntará por qué está en tal lucha hoy. ¿Por qué Dios no lo socorre? El Espíritu Santo está en usted para demostrar que Satanás es un enemigo derrotado. Satanás hurta, mata y destruye (Juan 10:10). Dios le ha dejado a usted en el campo de batalla con Satanás para ayudarle a crecer. ¡Él quiere que usted aprenda la Palabra de Dios, que aprenda a empuñar la espada del Espíritu, y que eche al diablo para que usted pueda saber que el Espíritu Santo obra! Él está dentro de usted en su lucha para ayudarle a demostrar la derrota de Satanás.

 

Satanás es un Enemigo Derrotado.

Conforme usted va conociendo más de la Palabra de Dios, encontrará la seguridad que Jesús venció a Satanás en cada área de la vida. Cuando Jesús fue a la cruz y realizó la obra redentora, fue para conquistar a Satanás por usted y por mí.

La revelación sobre la redención es dada en las epístolas de la Biblia. Usted necesita leer la Biblia para darse cuenta de lo que Dios ha hecho por usted. En estas epístolas, descubrirá la verdad sobre todo lo que Dios, mediante Cristo, hizo en esa maravillosa pero terrible hora. Que cosa más tremenda aconteció cuando Jesús murió en la cruz. Aún la tierra se rehusó a que el sol la alumbrara. La tierra se rebeló con un terremoto. Fue un momento espantoso, una hora de terrible conflicto entre las fuerzas espirituales.

Cuando Jesús murió, El murió para derrotar a Satanás por usted y por mí. Los discípulos ni entendían aún todo el significado de esto. Tuvieron que recibir una revelación al respecto. Pablo da esta revelación en el libro de Efesios 1:19-23. Cristo derrotó a Satanás. El resucitó y fue elevado por encima de todo poder demoníaco. Efesios 2:6 dice: y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús. Nosotros somos la Iglesia, Su cuerpo. Toda fuerza demoníaca ha sido puesta bajo Sus pies y nuestros pies. ¡Gracias a Dios esta es la razón porque podemos hollar serpientes y escorpiones! (Lucas 10:19).

(CONTINÚA…)

Por John Osteen

Lee Demostrando la Derrota de Satanás 5

Lee Demostrando la Derrota de Satanás 6

Lee Demostrando la Derrota de Satanás 7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre