Pasaje Clave: Romanos 1:17.

El versículo introductorio es extraordinario y dice que el justo vivirá por la fe. ¿Nosotros cómo vivimos? Por la fe. ¿La fe que hace? La fe nos hace vivir, no nos hace justos porque ya somos justos. La palabra «vivir» en hebreo quiere decir disfrutar de la vida. Es decir que nosotros, los justos, disfrutamos la vida porque tenemos fe. Por la fe vivimos felizmente, florecemos, estamos animados y recuperamos la salud. Si querés estar sano, viví por fe. Lo que nosotros necesitamos es fe. Pero no la fe humana, sino la fe divina. Jesús es el autor y consumador de la fe. Hay una fe divina que Él te imparte a vos porque Él la inventó. No es la fe de «yo tengo fe y creo en el amor», como dice la canción, que es humana y no está mal tenerla; sino la fe que hace que los justos vivan. Es la fe del Señor. Tenés que pedirle a Jesucristo que Él te dé esa fe porque la fe humana te sirve hasta un punto, pero la fe de Dios te hace florecer, te hace caminar en victoria, te hace levantarte. Es una fe que Jesucristo creó especialmente para nosotros. Esa fe es tu termostato.

¿Qué es un termostato? Cuando llegamos a Bolivia había 40 grados de calor. Entramos en la habitación y lo primero que hicimos fue ir al termostato y colocarlo en 20 grados, es decir calibrar el termostato. Esperamos y todavía no se había enfriado la habitación… esperamos y todavía no se había enfriado nada… y de pronto, estaba un poquito más fresco, y otro poquito más fresco y otro poquito más fresco. Así es la fe. Vos calibraste la promesa de «todo me saldrá bien», y seguís muerto de calor, seguís transpirando. Pero si ya calibraste la palabra que Dios te dijo, aunque te digan que hace calor, esperá, soportá, ¡porque pronto la verás cumplida! La fe es la certeza, la seguridad de que lo que Dios te prometió se cumplirá. Algunos tienen el termostato roto, tienen la fe rota. Podés tener un buen aire acondicionado (grandes bendiciones) pero si no arreglás tu fe y esta no está calibrada en la temperatura correcta, no pasará nada.

¿Cuál es la temperatura adecuada? Lo que Dios te ha prometido. Si estás enfermo, por ejemplo, que por las llagas de Cristo estás sano. Podés esperar confiado porque por esa fe que Dios te ha dado, la palabra se cumplirá en tu vida. Es Palabra de Dios y todo es por fe. Ahora, cuando el Señor te da fe, ¿dónde va esa fe? ¿Vos querés fe divina? El Señor te dará fe. ¿Dónde la vas a guardar? ¿En el corazón? No. En los zapatos porque dice La Escritura que todo lo que pises Él te lo dará. Entonces mañana cuando te pongas los zapatos, poné un frasquito de aceite al lado y ungilos. Y después declará la palabra de que todo lo que pises Dios te lo dará. Satanás está debajo de tus pies. Algunos dicen que le vieron la cara a Satanás; yo no le conozco la cara porque ¡él está debajo de mis pies!

Cuando tenés fe, amás al Señor y hacés lo que Él te dice, estás en santidad, comprometido con Él. Dios te da fe y esa fe produce gloria. Si hay una puerta cerrada, Él te abrirá una mejor. Isaías nos anima a recordarle al Señor sus promesas. Recordale a Dios lo que Él te dijo: «Señor, te recuerdo que tu Palabra dice que por tu llaga estoy sano, que todo me saldrá bien, que no habrá mal que caiga sobre mí sino a mi alrededor, que no hable de mi problema sino lo que vos me prometiste». Y el Señor dirá: «Qué lindo este hijo mío, me recuerda lo que yo le dije, lo valora, entonces cumpliré lo que le dije». Recordale al Señor sus promesas. Poné en tu boca lo que Él te ha dicho.

Por Bernardo Stamateas

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

4 Comentarios

  1. SIN EMBARGO TAL VEZ FUERA CONSIDERAR LA FE, NO COMO UN TERMOSTATO DE TIBIO A CALIENTE O VICEVERSA, LA FE TIENE QUE NACER EN NUESTROS CORAZONES, COMO UN FUEGO QUE ABRAZA TODO Y SOLO QUE DIOS Y LA FE. QUE ES LA FE? Hebreos 11, 1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
    NO ES PROBANDO.. ES SEGURIDAD Y PLENA CONFIANZA. PONER FE EN TODAS LAS COSAS QUE HACEMOS, NO SOLO EN LO QUE PEDIMOS, SI NO, EN TODO LO QUE HACEMOS. POR QUE?
    Hebreos 11,6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre