Educación Sexual – Educar Sexualmente a Nuestros Hijos 2

 

Continuemos.

4. ¿Cómo puedo enseñarle a mi hijo educación sexual?

Esta pregunta es básica y buena. Todos los padres queremos que nuestros hijos crezcan en salud pero muchos no sabemos cómo darle esa información esa educación.

En primer lugar es importante querido padre decide que nuestros hijos SIEMPRE recibirán educación sexual. Sí, siempre recibirán educación sexual de algún lugar, querámoslo o no, no lo podemos frenar. Ellos reciben y recibirán de cualquier modo dicha información: sea de la T.V., del colegio, de los amigos, de lo que oye, etc. Lo que nosotros sí podemos hacer es determinar de qué forma.

Lo mejor es primero sacarse de la cabeza algunas ideas erróneas:

A. «El mito de que debo saber todas las respuestas a sus preguntas».

Este mito sostiene que si el padre no puede contestar todas las preguntas de sus hijos entonces ellos quedarán traumatizados. No hay ningún problema en contestar «no sé», y luego informarse y contestar la pregunta.

B. «El mito de la conferencia sexual».

Este mito ya nombrado es aquel que dice que se debe esperar a una cierta edad, especialmente en la adolescencia, y cuando ya está «maduro» entonces, sentarlo y darle toda la información correspondiente. Este mito ignora que la educación sexual comienza el mismo día del nacimiento de nuestro hijo ya que la sexualidad nace con el mismo nacimiento y muere con la misma muerte.

C. «El mito de que la educación estimula la sexualidad».

Falso, la información nunca estimula sino que da elementos a nuestros hijos para poder seguir avanzando en su desarrollo psicosexual sano. La ignorancia es la que despierta temores y tabúes que luego pueden llegar a ser traumas. La educación y la verdad sexual libertan.

D. «El mito de que cuando nuestro hijo necesite la educación sexual la pedirá».

Este mito sostiene que se debe esperar a que nuestros hijos pregunten para responder, sin embargo, aunque a veces esto es bueno, hay hijos tímidos o más callados que nunca preguntan nada. Entonces lo mejor es que el mismo padre saque el tema de manera natural y esporádica hablando de tanto en tanto los temas relacionados con su sexualidad en la etapa evolutiva en la que se encuentra.

 

5. Tengo temor… no sé cómo hacerlo, ¿me podrías dar alguna orientación al respecto?

Más de un padre nos ha dicho, ¿cómo empiezo? ¿qué le digo si me pregunta por dónde….?, nunca me pregunta nada ¿es normal eso?, etc…, etc.

Esto indica que la gran mayoría de los padres en el momento de nacer educación sexual le sobrevienen muchos temores, dudas e interrogantes que trataremos de contestar.

Muy bien aquí podrías hacer un ejercicio:

Ejercicio N° 1.

Busca en tu interior el grado de incomodidad que te provoca hablar de los temas sexuales; piensa en situaciones en las que te hayan hecho sentir incómodo con respecto al tema sexual. Luego de unos minutos que hayas tomado contacto con tus miedos, vergüenzas o inhibiciones busca a alguien y compártelas. Al hacerlo habrás superado una parte de ellas.

Ejercicio N° 2.

Anota en un papel cuatro verdades que deseas enseñarle a tu hijo. Cuando las hayas escrito imagina una por una charlándolas con él. Imagina tus reacciones, tu cara… tus dificultades… tus inhibiciones… cómo sería charlar y qué pasaría allí… Cuando tengas las cuatro identificadas estarás más preparado para saber de tus inhibiciones, tal vez no sean tantas como antes imaginabas.

 

B. Por Qué Debemos Hacer Educación Sexual con Nuestros Hijos.

1. Porque Ustedes son para Dios, Autoridad Delante de Ellos.

Ustedes darán cuenta a Dios sobre cómo han ejercido esta autoridad. No tiene que ver con «quién manda acá» sino con educarlos en el camino de Dios, orar por ellos, interceder por sus vidas, darles lo mejor de nosotros, que ellos reciban de nosotros ejemplos vivos del , fruto del Espíritu Santo.

Dios desea que ustedes padres, les den a ellos una educación sexual limpia, buena, agradable pura, hermosa, placentera. Que eduquen a sus hijos en una sexualidad creada por Dios maravillosa de ser disfrutada en su momento.

 

2. Porque esto hará que ellos crezcan con una identidad sexual fuerte.

Muchos chicos no saben si realmente son varones y muchas chicas no saben qué es ser mujeres. No han recibido educación sexual, no han hablado con sus padres JAMAS de estos temas, están llenos de miedos, de curiosidades insanas, tabúes.

 

3. Porque Esto Honra a Dios.

Dios es el creador de la sexualidad, no fue una casualidad ni un plan de Dios de «último ‘ momento». Él lo pensó, lo planificó y lo hizo, y desea que enseñemos a nuestros hijos que su sexualidad también debe estar bajo la guía de Dios y honrar a Dios.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Educación Sexual Para la Familia”

Por Bernardo Stamateas

Lee Educar Sexualmente a Nuestros Hijos 3

Lee Educar Sexualmente a Nuestros Hijos 4

Lee Educar Sexualmente a Nuestros Hijos 5

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre