Identifiquemos a los tres enemigos de la sexualidad:

1. Culpa.

Necesitamos sacarnos la culpa, la culpa no es de Dios, el Espíritu Santo nos trae revelamiento de lo que esta mal, pero no culpa, la culpa no sirve, la culpa es hice algo malo merezco ser castigado, nosotros estamos llenos de culpa, nosotros vamos a una reunión nos matamos de la risa y nos agarra culpa, no estaremos ofendiendo a Dios, no seremos irreverentes.

Vivimos llenos de culpa, Dios nos prospera nos compramos algo nos agarra culpa, porque los chicos en el África se están muriendo, si cambiamos de posesión nos agarra culpa.

La posición del hombre arriba y la mujer abajo se llama misionero una de las teorías es que cuando llegaron los cristianos a Tailandia ellos enseñaron que la única posición bíblica era el hombre arriba y la mujer debajo de donde sacaron semejante estupidez, hay gente que le gusta inventar cosas, entonces hay gente que cree que la cama es lugar bíblico donde hay que tener relaciones, porque en la cocina es pecado y en la cama y el hombre arriba y la mujer abajo.

En la edad media se creía que si una persona gritaba mucho cuando tenia relaciones sexuales era pecado, imaginate eso. La mujer: «haaaaa» y él: «no peques querida no peques».

Hay gente que tiene relaciones sexuales con la luz apagada. Antes había un viejito en la iglesia que gracias a Dios esta arriba, un viejito gallego y el me decía: «mira nunca yo la he visto a mi amada esposa desnuda» y yo le pregunto y cómo hacían para tener relaciones sexuales y el me dijo: «me bajo el cierre, la saco lista para usar, le corro la bombacha y adentro, nada de tocarse y ahí termino». Ahora porque este hombre no le sacaba la ropa a la mujer, por culpa. Los varones por lo general no tenemos mucha culpa pero las mujeres si, si la agarras en la cocina les agarra culpa.

Cuando yo daba clases en el seminario bautista, yo les decía díganle a los chicos que se casan que en la noche de bodas que se pongan de rodillas y que oren, y los alumnos se enojaban, ¡como vamos a orar para tener relaciones sexuales!, o sea, hay que orar por los misioneros, por los del África, pero creemos que la sexualidad no tiene nada que ver con la espiritualidad. Pero en nuestro países esta lleno de abusados, llenos de eyaculadores precoces, lleno de dolores sexuales, lleno de infidelidades, lleno de problemas sexuales y nosotros tenemos que quebrar eso y poder disfrutar el regalo de Dios, tenemos que sacarnos la culpa.

Una vez vino Eduardo Silvoso a la Argentina y él cuenta que hizo una reunión de pastores, y dijo todos los pastores que tengan un pecado para confesar que pasen adelante y pasa uno y le pregunta: «¿que queres confesar?» «Y yo he pecado pastor, yo tengo relaciones sexuales todos los días» «¿Todos los días? ¿Y con quien tenes relaciones todos los días?» «Con mi esposa». Y Silvoso le dijo: «hermano siga pecando no más».

Ese pastor creía que tener relaciones era pecado, tenemos que sacarnos la culpa todas las culpas sin sentido que nos metieron.

2. Miedos.

Los miedos siempre nacen de la inseguridad porque no tenemos determinada información. Pero en las iglesias no tuvimos la información correcta, porque encima que los pastores no nos animábamos a hablar de sexualidad; los materiales cristianos que había eran uno peor que el otro. La información correcta nos va a sacar un montón de cosas que nos metieron en la cabeza y vamos a ser libres y vamos a disfrutar de la vida sexual.

3. Los Mitos Sexuales. Léelo AQUÍ.

Pastor Bernardo Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre