La Doctrina de la Creación – La Creación: La Edad de la Tierra 6

 

Continuemos.

5. Cuando Jesús dice: «Pero al principio de la creación Dios «los hizo hombre y mujer»» (Mr.10:6), implica que Adán y Eva no fueron creados miles de millones de años después del principio de la creación, sino en el principio de la creación. Este argumento tiene algo de fuerza, pero los que abogan por una tierra vieja pueden responder que Jesús simplemente está refiriéndose a la totalidad de Génesis 1—2 como el «principio de la creación», en contraste con el argumento de las leyes de Moisés en las que los fariseos dependían (vs.4).

He dado una respuesta a cada uno de los cinco argumentos a favor de un día de 24 horas, pero estas respuestas tal vez no persuadan a sus proponentes. Estos responderían a la posición de «período de tiempo» como sigue:

A. Por su­puesto, es verdad que día puede significar «período de tiempo» en muchos lugares del Antiguo Testamento, pero eso no demuestra que día deba tener ese significado en Génesis 1.

B. El sexto día de la creación no tiene necesariamente que haber du­rado más de 24 horas, especialmente si Adán sólo le puso nombre a las principales clases representativas de aves y de «todos los animales del campo» (Gn.2:20).

C. Aunque no había sol que marcara los primeros tres días de la crea­ción, la tierra ya giraba sobre su eje a una velocidad fija, y había la «luz» y las «tinie­blas» que Dios creó en el primer día (Gn.1:3-4), y que él llamó a la luz «día» y a las tinieblas «noche» (Gn.3:5). Así que Dios de alguna manera produjo una alternación de días y noches desde el primer día de la creación, según Génesis 1:3-5.

¿Qué debemos concluir en cuanto a la duración de los días en Génesis 1?

No pa­rece fácil decidir con la información que tenemos ahora. No es cuestión de «creer en la Biblia» o «no creer en la Biblia», ni tampoco es cuestión de «ceder ante la ciencia moderna» o «rechazar las conclusiones claras de la ciencia moderna». Incluso los que creen en la completa veracidad de la Biblia (como el presente au­tor), y que retienen alguna duda en cuanto a períodos excepcionalmente largos de tiempo que los científicos proponen en cuanto a la edad de la tierra (tal como el presente autor), la cuestión no parece fácil de decidir.

Al presente, considerando el poder de la palabra creativa de Dios y lo inmediato con que parece recabar respuesta, el hecho de que «la noche y la mañana» y la numeración de los días todavía sugieren días de 24 horas, y el hecho de que Dios parece no haber tenido ningún propósito para demorar la creación del hombre por miles o incluso millo­nes de años, me parecen ser consideraciones fuertes a favor de una posición de un día de 24 horas. Pero incluso aquí hay buenos argumentos en el otro lado: al que vive para siempre, para quien «un día es como mil años, y mil años como un día» (2 P 3:8), que se deleita en llevar a la práctica gradualmente todos sus propósitos en el tiempo, tal vez 15000 millones de años fue simplemente la cantidad apropiada de tiempo que le llevó preparar el universo para la llegada del hombre, y 4500 millones de años para preparar la tierra.

La evi­dencia de antigüedad increíble en el universo entonces serviría como un recorda­torio vivido de una naturaleza incluso más asombrosa de la eternidad de Dios, así como el increíble tamaño del universo nos hace maravillarnos de la incluso mayor omnipresencia y omnipotencia de Dios. Por consiguiente, con respecto a la duración de los días de Génesis 1, la posibili­dad se debe dejar abierta de que Dios haya escogido no darnos suficiente informa­ción para arribar a una decisión clara sobre este asunto, y que la prueba real de fidelidad a él debe ser el grado en que podemos actuar en amor hacia los que con buena conciencia y con plena creencia en la Palabra de Dios sostienen una posición diferente en este asunto.

 

6. Tanto la teoría de una «tierra vieja» como de una «tierra joven» son opciones válidas para los cristianos de hoy que creen en la Biblia.

Después de hablar de varias consideraciones preliminares respecto a la edad de la tierra, llegamos final­mente a los argumentos específicos de los conceptos de una tierra vieja y una tierra joven.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Teología Sistemática”

Por Wayne Grudem

Lee La Creación: La Edad de la Tierra 7

Lee La Creación: La Edad de la Tierra 8

Lee La Creación: La Edad de la Tierra 9

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre