La Doctrina de la Creación – La Creación: La Edad de la Tierra 7

 

Continuemos.

A. Teorías de una «Tierra Vieja» en Cuanto a la Creación.

En esta primera catego­ría mencionaremos dos puntos de vista que sostienen los que creen en una tierra vieja con una edad de entre 4500 millones de años y un universo de alrededor de 15000 millones de años.

a. Punto de Vista de Día-Edad.

Muchos que creen que la tierra tiene muchos millones de años mantienen que los días de Génesis 1 son «edades» extremadamente largas de tiempo. Los argu­mentos que ofrecimos arriba en cuanto a días largos en Génesis 1 se aplican aquí, y, como hemos explicado arriba, las palabras del texto hebreo en efecto permiten que los días sean períodos largos de tiempo. La ventaja evidente de esta noción es que, si los cálculos científicos actuales que dicen que la tierra tiene 4000 mi­llones de años son correctos, eso explica cómo la Biblia concuerda con ese hecho. Entre los evangélicos que tienen el concepto de una tierra vieja, esta es una posi­ción común. A veces a esta noción se le llama «concordista» porque procura buscar acuerdo o «concordia» entre la Biblia y las conclusiones científicas en cuanto a fechas.

Muchos se han visto atraídos a esta posición debido a la evidencia científica res­pecto a la edad de la tierra. Un estudio muy útil de lo que dicen los teólogos y cien­tíficos respecto a la edad de la tierra, desde la antigua Grecia al siglo veinte, se halla en un libro por un geólogo profesional que también es cristiano evangélico, Davis A. Young. Él demuestra que en los siglos XIX y XX muchos geólogos cristianos, bajo el peso de lo que parecía evidencia abrumadora, han concluido que la tierra tiene como 4000 millones de años.

Aunque algunos proponentes de una «tierra joven» (véase la explicación más aba­jo) han aducido que las técnicas radiométricas de fechado son inexactas debido a los cambios que ocurrieron en la tierra en tiempo del diluvio, Young nota que el fe­chado radiométrico de rocas de la luna y de los meteoritos que recientemente han caído a la tierra, que no pudieron haber sido afectados por el diluvio del tiempo de Noé, coinciden con muchas otras evidencias radiométricas de varios materiales de la tierra, y que los resultados de estas pruebas son «asombrosamente constantes en señalar alrededor de 4000 millones a 4700 millones de años».

Algunos de los argumentos más poderosos de Young a favor de una tierra vieja, además del fechado radiométrico, incluye el tiempo requerido para que la magma líquida se enfriara(alrededor de un millón de años para una formación larga en Ca­lifornia del Sur), el tiempo y la presión requeridas para la formación de muchas ro­cas metamórficas que contienen fósiles pequeños (algunos evidentemente pudieron formarse sólo por la presión de estar sepultados de 20 a 40 kiló­metros bajo tierra y más tarde sacados a la superficie; pero ¿cuándo pudo haber su­cedido esto si la tierra es joven?), el deslizamiento continental (campos de rocas que tienen fósiles cerca de las costas de África y Sudamérica al parecer estuvieron previamente unidas, y luego se separaron por el deslizamiento continental, algo que no pudo haber sucedido en 20000 años al ritmo presente de 2 centíme­tros por año), y los arrecifes de coral (algunos de los cuales evidentemente ha­brían requerido cientos de miles de años de depósitos graduales para alcanzar su estado presente). Estos argumentos favorecen la idea de una tierra vieja, y la teoría de día-edad es una posición atractiva para los que abogan por una tierra vieja.

El concepto día-edad ciertamente es posible, pero tiene varias dificultades:

  • La secuencia de eventos en Génesis 1 no encaja exactamente con el concepto cien­tífico actual del desarrollo de la vida, que pone las criaturas marinas (día 5) antes de los árboles (día 3), e insectos y otros animales terrestres (día 6), así como los peces (día 5), antes de las aves (día 5).
  • La más grande dificultad de esto es que pone el sol, la luna y las estrellas (día 4) millones de años después de la creación de plantas y árboles (día 3). Eso no tiene ningún sentido según la opinión científica corriente, que cree que las estrellas se formaron mucho antes de la tierra o de cualquier cria­tura viva sobre la tierra. Tampoco tiene sentido en términos de la manera en que la tierra opera ahora, porque las plantas no crecen sin luz del sol, y hay muchas plan­tas (día 3) que no polinizan sin aves o insectos voladores (día 5), y hay muchas aves (día 5) que viven de insectos que se arrastran (día 6). Es más, ¿cómo se mantuvie­ron las aguas de la tierra sin congelarse por millones de años sin el sol?

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Teología Sistemática”

Por Wayne Grudem

Lee La Creación: La Edad de la Tierra 8

Lee La Creación: La Edad de la Tierra 9

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre