Familias Cristianas – Los Niños y el Lenguaje del Amor 2

 

Continuemos.

Cuando el niño crece y desarrolla nuevos intereses, usted tiene que meterse en esos intereses si quiere llenar sus necesidades. Si está metido en baloncesto, interésese en baloncesto, juegue baloncesto con él, llévelo a partidos de baloncesto. Si le gusta el piano, tal vez debería participar de una lección de piano o escuchar con toda atención una parte de su práctica. Dar a su hijo una atención completa demuestra que a usted le importa, que usted disfruta de estar con él.

Muchos adultos, mirando retrospectivamente a su niñez, no recuerdan mucho lo que sus padres dijeron, pero sí lo que sus padres hicieron. Un adulto dijo: «Recuerdo que mi padre nunca se perdió uno de mis partidos en la escuela. Sabía que estaba interesado en lo que hacía». Para ese adulto el «Tiempo de calidad» era un comunicador de amor muy importante.

Si el «Tiempo de calidad» es el lenguaje principal de amor de su hijo y usted habla ese lenguaje, él le permitirá pasar tiempo de calidad con él aun en los años de la adolescencia. Si no le da tiempo de calidad en los años más jóvenes, probablemente buscará la atención de los compañeros en los años de la adolescencia, alejándose de los padres, y quienes a lo mejor en esa época quieren desesperadamente tener más tiempo con sus hijos.

 

B. Recibir Regalos.

Muchos padres y abuelos hablan el lenguaje de los regalos de manera excesiva. Cuando uno visita las tiendas de juguetes se pregunta si los padres creen que ese es el único lenguaje de amor. Si los padres tienen dinero tratan de comprar excelentes regalos para sus hijos. Algunos padres creen que esa es la mejor manera de demostrar el amor. Algunos padres tratan de hacer por sus hijos lo que sus padres no pudieron hacer por ellos. Les compran cosas que hubieran querido tener cuando niños, pero a menos que sean el lenguaje principal de amor del niño, los regalos pueden significar muy poco emocionalmente para el hijo. Los padres tienen buenas intenciones, pero no llenan las necesidades emocionales del niño dándoles regalos.

Si los regalos que usted le da pronto son dejados de lado, si el niño rara vez dice «gracias», si al niño no le importan los regalos que le han dado, si el niño no aprecia esos regalos, posiblemente el “Recibir regalos”, no es su lenguaje principal de amor. Si, por otro lado, su niño responde agradeciendo efusivamente, si muestra a otros el regalo, si les cuenta lo maravilloso que es usted por comprarlo, si le importa el regalo, si lo pone en un lugar prominente de su cuarto y lo mantiene relumbrante, si juega con él a menudo más de la cuenta, entonces tal vez ese sea su lenguaje principal de amor.

¿Qué pasa si tiene un niño para quien «Recibir regalos» es su lenguaje principal de amor y usted no puede comprarle muchos? Recuerde, no es la calidad o costo del regalo; «es la intención la que cuenta». Muchos regalos pueden ser hechos manualmente, y muchas veces el niño aprecia ese regalo más que uno fabricado y caro. En realidad, los niños más tiernos juegan más con la caja que con el regalo que viene en ella. También puede hallar regalos descartados y arreglarlos. El proceso de arreglar uno puede ser un proceso tanto para el padre como para el hijo. Usted no necesita mucho dinero para dar regalos a sus hijos.

 

C. Actos de Servicio.

Cuando los niños son pequeños, los padres están continuamente haciendo «Actos de servicio» para ellos. Si no lo hacen, el niño moriría. Bañarlo, alimentarlo, vestirlo, todo requiere mucho trabajo en los primeros años de la vida del niño. Luego viene el cocinar, lavar y planchar. Luego viene el prepararle el almuerzo y el ayudarlo con las tareas escolares. Esas cosas son tomadas como naturales por muchos hijos, pero para otros esas cosas comunican amor.

Si su niño expresa a menudo aprecio por actos comunes de servicio, esa es una pista de que éstos son emocionalmente importantes para él. Sus actos de servicio comunican amor de una manera significativa. Cuando usted le ayuda en una investigación científica, eso significa más que una buena calificación. Significa: «Mis padres me aman». Cuando usted arregla una bicicleta hace más que ponerlo otra vez sobre ella, usted lo envía con un tanque lleno. Si su niño se ofrece constantemente a ayudarle en su trabajo, probablemente significa que esa es una manera de expresar amor y los «Actos de servicio» constituyen su principal lenguaje de amor.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Los Cinco Lenguajes del Amor”

Por Gary Chapman

Lee Los Niños y el Lenguaje del Amor 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre