7. EN EL JUEGO SE PRODUCE UNA EVALUACIÓN CASI INMEDIATA.

Es una regla en lo que hace a la evaluación, que la separación en tiempo entre la prueba y los resultados hace que disminuya la efectividad del aprendizaje. Lo contrario también es cierto: mientras más cercana sea la calificación de la evaluación, más efectividad tendrá. En ese sentido, los juegos son útiles para los alumnos pero también para los maestros, porque permiten comprobar periódicamente el dominio de los contenidos y el desarrollo de habilidades por parte de los estudiantes, y así contar con un diagnóstico efectivo para planificar las clases siguientes.

8. LOS JUEGOS OPTIMIZAN LA UTILIZACIÓN DEL TIEMPO LIBRE.

Un juego es una alternativa eficaz para modelar las conductas de los estudiantes hacia la práctica de dinámicas activas, en reemplazo de acciones pasivas como ver televisión o jugar videojuegos. Esto trae consigo una serie de ventajas, tales como mejorar la salud física, mental y social de los niños que juegan. ¡Cuán necesario es para esta generación salir a jugar! Cuando yo era pequeño, nos tenían que entrar por las noches a regañadientes, porque nos tardábamos mucho en la calle… ¡y ahora tenemos que casi obligar a los niños para que salgan a jugar!

9. LOS JUEGOS SE PUEDEN ADAPTAR RÁPIDO A LOS CAMBIOS DE CONTENIDOS.

Muchos juegos utilizan plantillas, folletos, videos, grabaciones, papelógrafos, tableros, etc., y estos recursos se pueden adaptar y actualizar fácilmente de acuerdo a los cambios en los contenidos. En ese sentido, es posible mantener la estructura del juego intacta, y actualizar el contenido para abarcar los temas más recientes. Además, esto facilita bastante el diseño y la planificación de una clase para distintos cursos y niveles de aprendizaje.

10. LOS JUEGOS OFRECEN DIFERENTES INSTANCIAS PARA APLICAR LOS CONTENIDOS.

La participación en un juego habitualmente requiere que los aprendices tomen determinadas decisiones y ejecuten determinadas acciones, aplicando de distintas maneras y en distintos contextos los contenidos tratados, siempre desde un rol activo. Todo esto, como ya hemos visto, potencia el aprendizaje.

11. LOS JUEGOS PERMITEN UNA PARTICIPACIÓN EN LOS GRUPOS GRANDES.

Muchos juegos hacen posible que grupos grandes de niños participen activamente en una clase, interactuando entre ellos, y sin importar la cantidad. De esta forma, se facilita la organización y la estructuración de una clase dirigida a muchos alumnos, permitiendo que todos se puedan involucrar y aprender activamente.

12. LOS JUEGOS PERMITEN QUE EL MAESTRO CUMPLA UN ROL DE FACILITADOR.

A través de la dinámica del juego, el profesor puede adoptar una actitud de guía u orientador, en lugar de ser un sabelotodo que dicta a la clase una única respuesta correcta. Esto permite que se puedan llevar adelante clases más dinámicas, interactivas y dialogadas con los participantes, pudiendo compartir distintos puntos de vista, creando vínculos afectivos más cercanos y, en definitiva, alcanzando aprendizajes más significativos y duraderos en los alumnos.

13. LOS JUEGOS OFRECEN LA POSIBILIDAD DE TENER PRÁCTICA Y RETROALIMENTACIÓN.

La mejor manera de adquirir el dominio fluido de una habilidad es practicar repetidamente las conductas apropiadas, y recibir una retroalimentación o feedback inmediato que permita identificar los logros y aquellos aspectos a mejorar. El principal objetivo de los juegos es poner en práctica, mediante actividades entretenidas y motivantes, contenidos y habilidades que se asocian directamente con el fortalecimiento de los aprendizajes. Además de los beneficios de la práctica, esto posibilita obtener una retroalimentación al instante, tanto para el profesor respecto de la efectividad de sus métodos de enseñanza, como para el alumno respecto de su nivel de aprendizaje.

14. LOS JUEGOS POTENCIAN EL TRABAJO EN EQUIPO.

En el mundo actual, las denominadas «habilidades blandas» o «habilidades no cognitivas» tales como la empatía, la comunicación asertiva, la tolerancia, la apertura a la experiencia, y la resolución pacífica de conflictos, son fundamentales para desempeñarse adecuadamente dentro de organizaciones cada vez más complejas y cambiantes. Hoy en día la mayor parte del trabajo se lleva a cabo en equipos, lo cual exige la integración de diversas perspectivas, experiencias y profesiones, a partir de un enfoque multidisciplinario. Una gran ventaja de los juegos colectivos es que, entre otras cosas, apuntan precisamente al desarrollo de esas habilidades, constituyendo una poderosa herramienta para aprender a trabajar en equipo.

15. EL JUEGO NOS VIENE DE MANERA NATURAL.

Además, por supuesto, de otros aspectos esenciales, una de las características que nos diferencian de los animales es que jugar constituye una actividad central dentro de la vida humana. Somos una especie que juega y se divierte lúdicamente. Tanto es así, que el filósofo e historiador holandés Johan Huizinga bautizó a la especie humana como Homo Ludens u «hombre jugador», lo que apoya aun más el uso de juegos para la enseñanza y la formación tanto de niños como de adultos. Asimismo, se ha comprobado que el juego estimula la actividad cerebral y activa redes neuronales esenciales, generando un estado emocional óptimo para aprender. ¡El cerebro emocionado aprende casi cualquier cosa!

Extracto del libro Manual de Consejería Para el Trabajo Con Niños.

Por Esteban Obando y Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre