Jovenes Cristianos – ENDEMONIADOS

6

Flame 1 (24)Devocional – Endemoniados

 

Pasaje clave: Mateo 12:22-50.

 

Confrontando A los Verdaderos Demonios

¿Cómo reaccionan los fariseos ante el poder de Jesús? (vs.24).

Estos tipos eran los verdaderos demonios. No eran grotescos, no les giraba la cabeza, ni vomitaban serpientes. No les cambiaba la voz, ni las manos se les transformaban en garras. Nada de eso. Pero hablaban bajo la influencia de los demonios.

¡¿Cómo es posible?! Eran religiosos, conocían de memoria la ley, la enseñaban al pueblo, exigían que se cumpliera. Habían estudiado la Biblia durante años… ¡cómo que hablaban bajo la influencia de demonios!

¿Sabes por qué? Porque tenían a Dios en la mente pero no en el corazón. Tenían el conocimiento de la ley, pero no tenían a Dios, ni su presencia, ni su poder, ni sus Palabras. Tenían la apariencia de hijos de Dios, pero no lo eran. Conocían acerca de Dios (porque habían estudiado), pero no conocían a Dios porque no tenían una relación 

personal con Él. Atacaban a Jesús, lo perseguían y querían destruirlo porque los demonios odian a Dios, odian al Hijo de Dios y nos odian a todos aquellos que le entregamos nuestras vidas al Señor.

Cuando Jesús escucha que lo acusaban de sanar por el poder del demonio Beelzebú, no se calla la boca y les responde.

¿Qué sucede con un reino si pelea contra sí mismo? (vs.25).

¿Y qué sucede si Satanás se echa a sí mismo? (vs.26-27).

¡Se autodestruye! Cuando un curandero o un brujo “sanan” o hacen un exorcismo, en realidad autorizan a demonios superiores echar a patadas a demonios inferiores. Se produce la sanidad y el exorcismo, pero la persona queda más endemoniada que antes aunque “parezca” sana y libre. No te confundas. Satanás no pelea contra sí mismo, y esto es lo que Jesús le muestra a los endemoniados religiosos.

Entonces, ¿qué les dice? (vs.28-29).

Su poder es el poder del Espíritu de Dios. Él ata al hombre fuerte (a Satanás y sus demonios) y lo saquea.

Si los fariseos no están con Jesús, entonces están en su contra (vs.30).

¿Qué pecado no les será perdonado? (vs.31-32).

Es muy importante que entiendas lo que Jesús le dice a los fariseos. El pecado de ellos no les sería perdonado porque trataron al Espíritu Santo como si fuera un demonio. Jesús, lleno del Espíritu Santo, liberó y sanó al hombre endemoniado, pero para los religiosos no fue la obra del Espíritu Santo sino la obra de un demonio. Insultar (blasfemar) de esa manera al Espíritu Santo, tratándolo de demonio, es imperdonable.

Por lo tanto, ¿qué advertencia hace Jesús? (vs.33-37).

¡Cuida tu boca, nene! ¡Ten cuidado con lo que hablas y dices! Porque tus palabras y tu manera de hablar muestran lo que hay en tu corazón.

Si tu corazón (tus emociones y pensamientos) es bueno, hablarás buenas palabras; pero si tu corazón es malo, hablarás porquerías.

Los fariseos trataron de demonio al Espíritu Santo, hablaron mal del poder de Dios y mostraron lo que había en sus corazones: rechazo, odio y mucha bronca contra Jesús.

Tus palabras te justificarán o te condenarán. Lo que hablas te hará libre o te esclavizará. Sanará tu corazón o te enfermará.

Extracto del libro: “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Mateo”

Por Edgardo Tosoni

6 Comentarios

  1. hola jaks .por la manera que haces los comentarios se refleja un fuerte antisemitismo,seria bueno que comentaras sobre lo que dijo jesus, la salvacion viene de los judios .jesus no estaba encontra de las enseñanzas de los fariceos sino por la manera que vivian .si calificamos a al judio ortodoxo de fariseo que diremos de jesus, las escrituras nos muestra que jesus es un judio ultra ortodoxo por cuanto cumplio toda la ley.seria bueno recordar sus palabras ejemplo os he dado para que como yo he hecho vosotros tambien hagais,por cierto podemos ver fariseos cristianos en las congregaciones y hay actos que realizan que los demonios se quedan cortos

  2. Hola Jacks! Respondiendo tu pregunta.. Los fariseos simplemente hablaban bajo la influencia de Satanás porque estaban atacando a Jesús. No significa que ellos conscientemente estaban del lado de Satanás y sus demonios, pero la realidad es que sus palabras no eran guiadas por el Espíritu Santo, por lo tanto estaban siendo utilizados como instrumento del enemigo. Aunque ellos pensaban que eran usados por Dios y que de verdad vivían para El, ese deseo verdaderamente no estaba en su corazón, lo cual queda demostrado con sus constantes ataques hacia Jesús y al Espiritu Santo.
    Bendiciones!:)

  3. Todo eso que dices se muy dudoso, no creo que hayas estudiado algo sobre los fariseos, macabeos, saduceos, etc.
    Cuales serían los mecanismos mediantes los cuales los tales demonios podrían influenciar la conducta de esos ministros religiosos?? Más bien se explica como algo completamente natural, todas las religiones defienden su ortodoxia, y si alguien hace algo contrario se lo acusa de hereje, de poseer demonios y cosas por el estilo. Cómo tendrían que ver sus emociones y sentimientos con esto?? y que tuvieran a Dios “sólo en la mente”? Tendrían la misma reacción que en la actualidad tiene cualquier ministro de las religiones establecidas, nada más.
    Es fácil atacar los argumentos de otros llamando a Satanás, se presta para todo, esas personas supuestamente endemoniadas no tenían demonios, sino las enfermedades que describe la psiquiatría moderna, ni más ni menos. Cómo es que esos endemoniados no existen hoy en día?? es que Satanás se toma vacaciones??
    Lo de Satanás echándose a sí mismo tiene menos fundamento todavía, la ausencia de síntomas es síntoma de mayor presencia demoníaca?? no a las luces de la lógica, ese es un razonamiento más bien psicoanalítico, no racional.

    Según sus propias creencias los fariseos no cometen ningún pecado, están defendiendo su ortodoxia. Para los cristianos resulta que sí y no podrá ser perdonado porque estarían hablando contra el Espíritu Santo. Pero el Espíritu Santo es una elaboración teológica muy posterior, ellos simplemente están en contra de cualquier persona con poder que mine su capacidad de concentrar personas en su culto.

    Luego dice básicamente que nuestra conducta verbal es un reflejo de nuestras emociones y sentimientos, si bien es cierto que en la voz se muestran muchas emociones y éstas se pueden medir, en la práctica se puede mentir y actuar. Por otra parte no emitiendo esas conductas verbales reprobadas no necesariamente cambiarán la manera de pensar o las emociones, aunque externamente se verá subjetivamente como “bueno”. Y que tengas malas o buenas intenciones no dice nada de lo que vayas a hablar, además de que “bueno” es un concepto tan subjetivo que la conducta no puede evaluarse de esa manera. En el estudio de las emociones se utilizan los términos positivo y negativo, que son más objetivos.

    Finalmente, los fariseos sí es posible suponer que tenían rechazo hacia Jesús y bronca, y que actuaron en consecuencia protegiendo sus propios intereses, lo que trataron de demonio al Espíritu Santo es una suposición temeraria, dudosamente ellos conocían algún “espíritu”.

    Lo último es bastante cierto, la conducta verbal influye sobre las emociones y viceversa. Es algo trillado en psicología, pero no por eso menos cierto. Asismismo no hay evidencia que el control de la emisión de conducta verbal sea efectivo en la mejora del “corazón” y los estados de ánimo, si bien es una alternativa digna de ser explorada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre