Mujeres – NO MOLESTAR, MUJERES PENSANDO 1

0


Tu espacio en tu mente ¿por qué pensamiento está ocupado? Porque de eso va a depender tu vida. Y este 2012 tenés que hacerle espacio en tu mente a los buenos pensamientos de Dios, para que esos pensamientos de Dios que son más altos que los nuestros gobiernen nuestra vida. Pero para eso hay que hacer espacio.
Dice la palabra de Dios en un pasaje, Satanás viene a matar, a robar y a destruir. O sea, Satanás va a venir a tu vida y a mi vida a ocupar espacio en la mente nuestra. Y los pensamientos son de muerte, de robo y de destrucción. Sabés muy bien cuando estás pensando como Satanás piensa porque tu mente se llena de mentira, de robo, de engaño, de destrucción, todo lo que tiene que ver con Satanás tiene que ver con robar, con matar y destruir.

Cuando viene un pensamiento a tu mente, sabés cuando es un pensamiento que vino de Satanás a ocupar un lugar en tu mente. ¿Y qué es lo que mata? ¿Qué es lo que roba? ¿Qué es lo que destruye? Satanás va a venir a robar tu ánimo. ¿Cuántas veces te sentís desanimada, desanimado? Porque Satanás lo primero que quiere es sacarte el ánimo.
¿Para qué sirve estar vivo? Ya no tengo ganas de nada y seguramente en el 2011 y en algunas horas de este 2012 se te pasó por la cabeza ese pensamiento. Y estuviste tal vez todo un día o varias horas, o varias semanas sin ánimo, porque vino el enemigo a ocupar ese lugar en tu cabeza.

Otra cosa que nos mata y nos roba el enemigo es la creatividad. No podés tener buenas ideas. Querés, sabés que sos una persona creativa pero cuando Satanás ocupa espacio en tu mente, la creatividad no aparece. Y querés hacer cosas, querés proyectar para este 2012 y decís, no sé qué me pasa, pero no puedo proyectar nada, no tengo ideas nuevas, porque lo que menos quiere Satanás es que tengas buenas ideas, porque las buenas ideas te pueden llevar a un gran negocio y un gran negocio te puede llevar a tener finanzas y a tener lo que quieras en la vida y lo que menos quiere Satanás es que seas feliz. Por eso quiere matarte la creatividad diciendo que no podés, que no sos inteligente, que no tenés buenas ideas, que no pensás bien.
Otra de las cosas que nos viene a robar, a destruir o a matar el enemigo es el espíritu de lucha. No querés pelear más, ya estás cansada porque la gente no te respondió como pensabas, porque tu familia no te dio el resultado que querías, porque todo lo que hiciste se cayó, se desvaneció. Y te quita el espíritu de lucha que es tan necesario para seguir adelante. Te quita la capacidad de insistir cuando algo no te sale y cuando te quitan la capacidad de insistir, el espíritu de lucha, te agarra depresión y no querés seguir adelante con nada.

Otra de las cosas que viene a robar el enemigo es la productividad. Nada te da resultado, lo que encarás te sale mal, porque el enemigo al quitarte el ánimo, al quitarte la creatividad, al quitarte el espíritu de lucha no te permite ver resultados. Y no ves resultado en tu vida afectiva, no ves resultado en tu vida económica, no ves resultado en la educación con tus hijos, porque te quita la productividad. Te quiere matar el gozo, no quiere que te rías, no quiere que la pases bien, no quiere que estés contenta, no quiere que estés contento. Quiere que estés enojado con tu casa, con tus hijos, quiere que tus hijos estén enojados con vos, y haya todo el día una atmósfera de enojo en casa. Porque no quiere que tengas gozo, no quiere que tengas alegría, porque el enemigo odia el gozo, porque el gozo de Dios es lo que trae fuerzas. Y el enemigo no quiere que tengamos fuerzas porque no quiere que produzcamos, no quiere que nos vaya bien, no quiere que seamos creativos y viene a quitarte el gozo.

Dios te da alegría, Dios te da fuerzas, pero el enemigo viene y ocupa tu espacio de pensamiento con pensamientos de tristeza. Y los pensamientos de tristeza siempre te terminan debilitando. El enemigo viene a matarte el cuerpo. El enemigo es un experto en matar el cuerpo. Uno no sabe por qué vienen las enfermedades, pero las enfermedades aparecen y el enemigo viene y usa esa enfermedad para susurrarte al oído que te va a matar.

Por Alejandra Stamateas

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA