Artículos Cristianos – Administra tu Tiempo con Sabiduría 1

 

Todos sabemos que el tiempo es lo único irrecuperable. Es imposible volver atrás y recuperar el tiempo que hemos perdido o desaprovechado, por lo tanto, lo que nos queda por hacer es administrarlo inteligentemente de ahora en más. Y aunque no podamos recuperar el tiempo pasado, sí podemos utilizar al máximo el tiempo que tenemos por delante. La Palabra de Dios nos da principios que necesitamos considerar:

 

1. Hay un tiempo para cada cosa, y cada cosa en su tiempo.

De esto nos habla Eclesiastés 3, al decirnos que todo tiene su tiempo. Somos líderes, pero nuestra vida no es sólo el liderazgo, y no debería serlo. Nuestras familias (esposas, hijos, padres) necesitan que les invirtamos calidad de tiempo y no las sobras de él. Nuestra vida espiritual necesita tiempo (un líder sin vida espiritual ¿a quién liderará, y qué les ofrecerá?), y lo mismo podríamos decir de los aspectos sociales, recreativos, laborales e intelectuales de nuestras vidas. Tiene que haber un tiempo para cada cosa.

 

2. Se requiere diligencia para aprovechar bien el tiempo.

Considera Prov.13:4 y Ecles.11:4. Proverbios nos hablan de la diligencia y Eclesiastés de la falta de ella. ¿Qué significa diligencia?

  • Movimiento rápido en favor de alguna persona o causa.
  • Apresurarse.
  • Rapidez para llevar a cabo un asunto.
  • Ser activo, esforzado.
  • Ir en contra de la pereza.

“Frecuentemente, mientras los demás duermen, el líder continúa trabajando, tratando de encontrar soluciones a los problemas del grupo” (Joel Comiskey).

El líder diligente aprovecha todas las oportunidades. Renuncia a sus excusas. Trabaja responsablemente. Deja de postergar y de postergarse. Se mueve con rapidez pero sin perder eficiencia en su trabajo. Y en consecuencia, aprovecha bien el tiempo.

 

3. Se requiere sabiduría para utilizar efectivamente el tiempo.

Y por otro lado, el correcto uso del tiempo nos está hablando de una persona sabia. Mientras el necio malgasta el tiempo, lo echa a perder o lo desaprovecha inútilmente, el sabio lo invierte, lo gestiona inteligentemente. El sabio no necesita un día de 48 horas, con 24 hs le alcanza porque ha aprendido a administrar su tiempo. Tiene agenda, y la sigue ordenadamente. Sabe a dónde va su tiempo, lo emplea de manera responsable y está consciente de cómo usarlo efectivamente.

 

4. Conocer la voluntad del Señor te hará ganar tiempo.

El «por lo tanto» de Efesios 5:17, conecta la idea anterior con la posterior. Lo que Pablo nos está queriendo decir es esto: Para aprovechar bien el tiempo, en estos días malos, necesitamos entender cuál es la voluntad del Señor. O, en otras palabras, entender la voluntad del Señor te permitirá aprovechar el tiempo al máximo.

No podemos abarcar todo lo que llega a nuestras manos. Es imposible ocuparnos de todas las cosas, por lo tanto, necesitamos ir al Señor y consultar con él nuestras prioridades. El líder que vive en sintonía con el corazón de Dios, gana tiempo. Esto va mucho más allá que poseer una gran capacidad de trabajo (que, obviamente, es muy útil), tiene que ver con moverse en la dirección correcta y en el tiempo correcto. ¡Cuánto tiempo perdemos por enredarnos en muchísimas actividades buenas y proyectos interesantes, que nada tienen que ver con lo que Dios quiere para nosotros! Es fácil decir «no» cuando estás en sintonía con la mente de Dios, cuando has entendido su voluntad y sabes hacia dónde te diriges. Tus energías, tu capacidad de trabajo y tus fuerzas aumentan porque están correctamente enfocadas. Sabes lo que Dios quiere para ti.

(CONTINÚA…)

Por Edgardo Tosoni

Lee Administra tu Tiempo con Sabiduría 2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre