Mujeres Cristianas – La Mujer Fue Tomada del Hombre 4

 

Continuemos.

Considera el ejemplo de Cristo otra vez. ¿Cómo se sometió Él mismo como hombre? Cuando Él fue a Juan el Bautista para ser bautizado, Juan estaba a cargo. Jesús le dijo, de hecho, “Juan, tú tienes que hacer esto. Tú eres quién está a cargo de la escena en este momento. Yo entiendo la autoridad, y por eso, tú necesitas bautizarme”. Juan dijo, ¡”Tú deberías bautizarme a mí”! Jesús le contestó, “No, porque si tú no me bautizas, los ángeles no van a cooperar conmigo, y yo soy el Hijo de Dios. Bautízame, para que yo pueda cumplir lo que Dios ha ordenado”. (Mateo 3:14-17).

Ahora bien, si Cristo se sometió a causa del cielo, ¿quién creemos que somos nosotros? Tú puedes ser independiente, famoso, una persona de negocios fantástica, y tener mucho éxito. Sin embargo, si tú no te vas a someter a nadie, yo tengo problemas contigo, porque el cielo no puede confiar en ti. Nunca se te ocurra creer que tú puedes ir y hacer la obra de Dios sin estar en sumisión. Nunca huyas de un ministerio, o hagas tu propia obra, solo porque alguien te hizo enojar. Los ángeles están viendo. Tú de hecho puedes remover la protección de Dios que está sobre de ti cuando te mueves fuera de tu autoridad. Este principio se aplica tanto a los hombres como a las mujeres.

Cada uno debería estar conectado a una iglesia local o con un ministerio, debido a la necesidad de sumisión. Yo conozco gente que dicen, “Mi pastor es un predicador de la televisión”. Pero una persona no puede tener una relación de sumisión espiritual con un predicador de la televisión. A las cinco de la tarde en un día martes, cuando tú necesitas al pastor, el programa de la televisión no está en el aire. ¿Quién es tu pastor entonces? El estar cubiertos es una clave para los recursos de Dios. Si tú estás bajo cobertura, Él te va a bendecir.

 

C. La Provisión de la Mujer.

Veamos ahora algunas implicaciones adicionales de la autoridad del hombre sobre la mujer. La declaración: “El hombre no vino de la mujer, sino la mujer del hombre” (1 Corintios 11:8), significa que la fuente es responsable por el producto. Si la compañía Ford produce un automóvil, la compañía Ford tiene que tomar responsabilidad por ese automóvil. De manera similar, el hombre es responsable por la mujer, porque ella vino del hombre. Este es el plan original de Dios. Ahora, si un hombre comienza a pensar que este es su plan, en lugar de pensar que es el plan de Dios, su responsabilidad por la mujer se convertirá en dominación sobre la mujer. Tenemos que entender que este es el diseño de Dios o lo vamos a mal usar y a abusar.

El hombre es responsable de proveer para la mujer debido a su posición en la relación de las cosas. La mujer siempre está dispuesta a poder ir a su fuente de recursos para recibir todo lo que necesite. Hay un paralelismo de esto en el mundo espiritual. Espiritualmente, debemos ir a Dios por todo lo que necesitemos (Juan 15:4-5).

De la misma manera ocurre con la mujer y el hombre. Dios dice que la mujer debe permanecer conectada a su fuente de recursos. Ella debería de ser capaz de ir con el hombre y obtener respuestas. Si tú eres una mujer casada y tú tienes una pregunta, debes preguntar a tu marido. Si él no tiene la respuesta, entonces debes ir al siguiente hombre que está en autoridad divina. Esto también se aplica a una mujer que no está casada. El hombre podría ser tu padre, tu pastor, o tu hermano mayor en el Señor, hasta en tanto sea alguien que representa a Dios como fuente de recursos y como proveedor. Esa persona debería de ser capaz de darte guía. Por supuesto, el Máximo Proveedor, y la Máxima Fuente de Recursos de una mujer es Dios, y ella siempre puede acudir a Él. Pero Dios ha diseñado las cosas de tal manera que la mujer pueda recibir provisión terrenal a través del hombre.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder de la Mujer”

Por Myles Munroe

Lee La Mujer Fue Tomada del Hombre 5

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre