HQWalls4You7_01Familias Cristianas – Quiero que mis Hijos sean Felices 3

 

Pasaje clave: Juan 9:1-8.

 

Continuemos con el último punto:

4. ¿Cómo hacer para ser feliz?

Debes tener una respuesta preparada. La vida es una sola y Dios le puso límite.
Tienes está sola vida para ser feliz, así como cuando eras nena, como cuando jugabas sin importarte la manera en que estabas vestida o peinada, no te importaba nada: si sabías o no, si habías estudiado o no, simplemente vivías y disfrutabas de lo que venía. No te preguntabas si tenías o no, comías lo que había. Eras amiga de las que estaban en el barrio o en la escuela, muchas cosas ni te cuestionabas, te enamorabas y te desamorabas porque no te preguntabas.

Aprendé a ser feliz, a romper tus límites. Entrega a Dios todo lo que te limita y no te permite ser feliz. Entregá lo que no tenés, lo que te falta, lo que anhelas, lo que deseas.

¿Quién te dijo que tenemos que tener todo lo que queremos para poder ser felices?

Pensá: ¿Qué te limita para ser feliz? Porque Dios no tiene límites para tu vida.

 

Pedí: “Señor dame tu vida ilimitada para poder volar donde me sienta segura, porque mi vida está estancada. Rompé mis limites, necesito fuerzas nuevas. Es la vida que tengo y la quiero disfrutar; quebrá mi tristeza, mi depresión, quiero ser feliz. No quiero tener limitaciones en ningún área de mi vida, dame fuerzas para romper los límites. Quiero vivir cosas nuevas, disfrutar de la única vida que tengo. Quiero disfrutar cada respiración, cada segundo; aprender a reírme de lo bueno y de lo malo, que vea tu inmensidad Señor, no hay límites en vos y estás en mí”.
Recordá algo negativo que tenés, Y búscale a eso negativo la parte graciosa, reíte de lo negativo que tenés, de las veces que contestaste mal. Jesús te está poniendo lodo para que aprendas a aceptar que también sos eso.

Dios tiene misericordia para que veas lo negativo que tenés con misericordia y te rías porque Dios te ama así como sos, y tus hijos, también te aman así como sos, porque sos su madre.

Disfrutalos y vas a ver milagros; aprenderán a reírse, porque el camino de felicidad que vos encuentres tus hijos también lo encontrarán. Sé feliz.

Por Alejandra Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre