¿Y quién quiere eso para su vida?

En medio de esta búsqueda y de esta urgencia, te asustas y te lastimas, aceptas como pareja al primer hombre que se te acerca, o quizás a aquel hombre que es tan diferente, aquel hombre que no podrá compartir ni tus sueños ni tu proyecto de vida. Como lo único que quieres es tener un hombre al lado, no te das cuenta de su verdadera esencia y de la clase de vida que vas a tener con él.

Pero como desde chicas a las mujeres se nos ha enseñado a ser obedientes y a no cuestionar, obedecemos estos patrones culturales para sentirnos mujeres. Pareciera que una mujer sólo está completa si tiene un hombre al lado. Sin embargo, no hay nada más falso que esta creencia. Somos por nosotras mismas, ciento por ciento mujeres.

Por el contrario, las mujeres para las que tener pareja es una meta más, entre otras, tienen en claro que darán lo mejor de ellas para formar una pareja sana y feliz, teniendo en cuenta no sólo lo que esperan dar sino también lo que esperan recibir en esta nueva etapa de la vida. Mujeres que con una pareja «no están cubriendo una necesidad sino realizando un proyecto».

El otro, tu pareja, no tiene que cubrir tus necesidades, sino crear junto a ti un proyecto de vida. Si aceptas que el otro cubra tus necesidades emocionales y económicas, seguramente con el tiempo te vas a frustrar, porque te vas a encontrar durante todo el día encerrada en la casa, abandonando tu profesión, tu trabajo y tus sueños.

¿Por qué? Porque creías que era el otro el que te completaba, el que te daba vida, pero ahora estás casada y vuelves a sentir, aun en mayor grado, esa soledad que en un momento sentiste.

El objetivo de este libro no es hacernos sentir culpables ni remontarnos al pasado, sino sanar todas esas emociones que nos llevaron a establecer relaciones interpersonales que nos detuvieron y nos hicieron olvidar todos los sueños y metas que una vez nos habíamos propuesto alcanzar.

Recuperar nuestro propósito y nuestros sueños significa elegirnos a nosotras mismas. Es no hablar mal de nosotras mismas, ni rechazarnos, ni castigarnos, sino aceptarnos como mujeres completas, íntegras y capaces. Mujeres al ciento por ciento solas o acompañadas.

¿Por qué? Porque creías que era el otro el que te completaba, el que te daba la vida, pero ahora estás casada y vuelves a sentir, aún en mayor grado, esa soledad que en un momento sentiste.

Extracto del libro Estoy Casada Pero Me Siento Sola

Por Alejandra Stamateas

Lee Cómo se Puede Detectar la Soledad

7 Comentarios

  1. Macario, seria bueno que encuentres una app que pueda leerlo en audio si lo quieres para una persona con discapacidad visual, o si lo quieres escuchar. bendiciones; gracias es muy buen material, lo tengo como icono en mi escritorio, son de bendicion.

  2. Hola!!! a ratos me siento sola y me siento bien con eso, en este momento estoy separada de mi esposo, el esta en un ir y venir entre nuestra familia y otra mujer, pero no se si seguir adelante «Sola» con nuestra hija e inciar el divorcio por mi cuenta o seguir orando por restauracion en nuestro matrimonio.

    • Hola Karol. Bienvenida!! Mejor estar sola con tu hija, que al lado de un tipo infiel que no te ama. Por vos y por tu hija, seguí adelante sola y no tengas miedo de nada porque Dios te sustentará y guardará.

  3. Pastor,muchas veces el estar sol no significa vivr la soledad.Me siento sola cuando los ancianos de mi Iglesia creen que pueden o saben mas por ser hombres.Soy una mujer preparada y quede viuda joven, no necesito mas que a mi Señor .

    La soledad la siento cuando me dan ordenes como a un niño por ser mujer ,sera porque no tengo marido?.Que piensan el Señor sobre nosotras?. Creo tener respuestas pero los hombre que conducen Iglesias deben saberlo. Esta Bien ? o estoy equivocada?. Gracias.-

    • Hola Sonia. ¡¡Bienvenida!! Tal vez deberías orar y pedirle a Dios que te muestre si tenes que permanecer en esta iglesia o cambiarte a una congregación donde la mujer sea valorada, estimada, respetada y tenga espacio para servir a Dios sin un liderazgo machista y autoritario. Ora y que Dios te revele lo que tengas que hacer. Bendiciones!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre