Inicio / Estudios Biblicos / Estudios Bíblicos – LA GRACIA DE DIOS 1

Estudios Bíblicos – LA GRACIA DE DIOS 1

Estudios Cristianos – La Gracia de Dios 1

 

 

Romanos 6:23.

La primera parte de este versículo nos dice que cada uno de nosotros ha ganado una sola cosa de la mano de Dios, y ello es la muerte. En lo que respecta a la Santidad y Justicia de Dios, Él no nos debe nada sino la muerte. Él nos hizo y hemos pecado. Pero la última parte de este versículo nos dice que, a pesar de esto, debido a su amor, Dios nos ha brindado un camino para acercarnos a Él. No es porque Dios nos lo debe; es una dádiva, fruto de Su amor.

A Adán y Eva se les dio un medio de obrar que de haber tenido éxito hubiera podido agradar a Dios. Pero todos hemos pecado y por lo tanto esta nueva forma de acercamiento que Dios nos brinda no puede estar basada en obras sino en la gracia de Dios,

 

Juan 3:15-16.

Aquí vemos al Dios Trino y Uno con sus brazos abiertos diciéndonos que, aun cuando somos peca­dores, hay un camino que Él ha provisto a través del cual «todo aquel» que quiera puede venir.

 

Filipenses 2:7-8.

¿Cómo puede el santo Dios decir “todo aquel” que quiera a los pecadores? Dios no puede simplemen­te pasar por alto nuestro pecado, porque Él es santo. Podemos llegar a través de la gracia, pues Cristo trabajó para nosotros, aun hasta su muerte, sobre la cruz. Véase también Ro.3:24-26.

 

Juan 3:15.

Es una dádiva que se nos ofrece pero sólo sobre la base de la obra perfecta de Cristo,

 

Juan 17:4.

Es una dádiva que se nos ofrece pero sólo sobre la base de la obra perfecta de Cristo.

 

1 Pedro 1:18-19.

Somos comprados a un precio infinito.

 

Juan 6:29.

Cristo tuvo que obrar, pero dado que su obra fue perfecta, podemos ahora acercarnos a Dios senci­llamente, por la fe, sin obras.

 

Juan 3:15-16.

La promesa de Dios es clara: si aceptamos a Je­sús como nuestro Salvador, entonces sobre la base de la obra acabada de Cristo (de la que sólo toma­mos posesión por la fe) tenemos de Dios la prome­sa de una vida eterna.

 

Juan 3:18, 36.

El castigo decretado por Dios también es claro. Dado que somos pecadores, estarnos ya bajo la condenación y la ira de Dios. Si rechazamos la dádiva del Señor, si no aceptamos a Cristo como nuestro Salvador, seguimos bajo la condenación y la ira de Dios.

 

Hebreos 2:3.

A Adán se le ordenó obedecer a Dios y pecó. No­sotros todos hemos pecado. Por lo tanto, hemos ganado la muerte espiritual, la física y finalmente la eterna. Ahora, Dios, en su amor, nos ha dado otra oportunidad. Esta no es por obra sino de gra­cia, de la que podemos participar si aceptamos su dádiva. Si recibimos a Cristo como nuestro Sal­vador, confiamos sólo en El para nuestra salva­ción; si creemos en El, aceptamos su obra, reco­nocemos su muerte por nosotros y entonces tene­mos vida eterna. Si rechazamos la provisión amo­rosa de Dios, quedamos donde estamos: bajo la condenación y la ira de Dios.

 

Génesis 3:3-15, 21.

En cuanto el hombre pecó, Dios prometió la ve­nida del Salvador. Hizo esto en palabras del v­s.15 y mediante ilustraciones en el vs.21. Des­pués de haber pecado, el hombre trató de cubrirse con obras de sus propias manos (vs.7). Dios quitó aquello mediante lo cual el hombre trató de cubrirse con sus propias obras y proveyó un abri­go de pieles. Para hacer esto, hubo que sacrificar un animal, con lo que se nos dio una figura directa de que el camino por el cual el hombre habría de ir a Dios, ahora que había pecado, no sería por las obras de su propia virtud, sino por lo que Dios proveería mediante la muerte del Mesías venidero.

 

Génesis 4:3-5.

Indudablemente, Dios dijo a Adán y Eva cómo El quería que adorasen en el futuro, mediante la pre­sentación de un cordero como figura del Mesías que vendría. Abel hizo esto; Caín trató de llegar sobre la base de sus obras. Las gentes antes de Cristo fueron enseñadas a esperar el Mesías que había de venir; debían poner su fe individual y personal en El.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “25 Estudios Bíblicos Básicos”

Por Francis A. Schaeffer

Lee La Gracia de Dios 2

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

5 Comentarios

  1. EDGARDO me referia en comentario anteriorme eqivoque en la pregunta k decir para RECIBIR AL ESPIRITU SANTO GRASIAS

  2. grasias hermano EDGARDO resibi tu comentario y estoy ayunando cada fin de semana para ponerme a horar y pedirle a mi padre selestial k me de el espiritu se sabiduria para disernir y estudiar la biblia k DIOS TE VENDIGA EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO AMEN

    • Hola Samuel. ¡¡Bienvenido!! Invita a Jesús a tu vida como tu Señor y Salvador y recibirás al Espíritu Santo. Un abrazo!!

  3. les pido de todo corazon k oren por mi nesesito k me digan k tengo k aser para resubir el espiritu santo para< caminar sobre los caminos de dios

    • Hola Samuel. ¡¡Bienvenido!! No entiendo a qué te referis con “resubir” el Espíritu Santo. Para caminar porlos caminos de Dios simplemente toma la decisión de hacerlo: ora, congrega, reunite con amigos de fe que amen a Dios, pasá tiempo a solas con el Señor, con la Palabra y renuncia en tu vida a todo lo que te enferma y lastima. Deja tu pasado atrás y cree que Dios hace cosas nuevas en tu vida. Permitíselo. Y si aun no tenes a Jesús en tu corazón invitalo a entrar en él con una sencilla oración de fe, pidiendole que venga a vivir a tu vida, que perdone tus pecados y que sea tu Señor y Salvador.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>