Mujeres Cristianas – No Me Gusta Mi Cuerpo 3

 

Continuemos.

2. En segundo lugar poné en duda la autoridad externa y preguntáte ¿quién lo dice?

¿Quién dice que mi cola es fea?, ¿quién dice que mis lolas son grandes?, ¿quién dice que mi nariz es fea? ¿Quién lo dice?

Todas las pautas externas las metimos dentro nuestro, pero ¿quién dice eso?, quién dice que la grasa corporal es mala. ¿Quién está afirmando que mi cuerpo es feo?, ¿quién dice que mi pelo es feo?, ¿quién dijo que mis dientes son feos?, ¿quién dijo que mi nariz es fea?, ¿quién dijo que mi altura no es la correcta? ¿Quién dice que la juventud es más atractiva que la edad madura? ¿Quién dijo eso?

Cuando eras adolescente ¿no sufrías un montón? y tal vez mucho más que ahora. Lo que pasa es que no te lo acordás.

¿Quién dijo que la delgadez es sexy?, ¿quién dijo eso? La cultura, porque si vos te pones a mirar en cuadros, pinturas de otra época, te vas a dar cuenta que las mujeres eran bien rellenitas, y eso era lo sexy, entonces es cultural.

Cada vez que te mires al espejo, tenés que preguntarte ¿quién dijo esto? para quitarle autoridad.

Vos tenés que cuestionar quién dijo que un cuerpo delgado es mejor que un cuerpo grandote, quién dijo que tener menos grasa es mejor que tener más grasa, quién lo dijo, ¿te das cuenta? Porque tenemos que empezar a cuestionar los patrones que nos enseñan en la televisión, que nos dicen, esto es correcto, tenés que levantarte la cola, tenés que tener cola grande, tenés que hacerte las lolas. ¿Quién dijo eso?

El primero punto es mirarse al espejo y decir esa soy yo, mi cuerpo muestra la historia de mi vida, y que las pasé, las pasé, pero estoy de pie para seguir adelante, gloria a Dios. Y en segundo lugar ¿quién dice qué esto es así? Cuestioná esa autoridad que viene de afuera.

 

3. En tercer lugar me tengo que pedir perdón.

Y esto lo tenés que hacer cada vez que hables mal de tu cuerpo, tenés que parar y pedirte perdón, me perdono. Cada vez que te oigas internamente, hablar mal de una parte de tu cuerpo, te tenés que parar estés donde estés, y pedirte perdón, eso que te dijiste a vos misma ¿se lo dirías a una persona que querés? y si se lo hubieses dicho ¿no le pedirías perdón? Entonces por qué no a vos. Tenés que dejar de insultarte, sos creación de Dios, dejá de hablar mal de tu cuerpo, dejá de destrozarlo con palabras negativas, tu cuerpo es creación de Dios.

Las palabras cariñosas siempre son más efectivas, construyen no destruyen, por eso tenés que pedirte perdón. Tenés que aprender a pedirte perdón, que piernas feas, perdón no quise decir eso. Qué nariz fea, perdón no quise decir eso, porque si se lo dijeras a otro y lo insultaras de esa manera, le pedirías perdón, porque a nadie le dirías: qué nariz fea que tenés, toda torcida, no le dirías eso así, pero te lo decís a vos misma, y lo decís como si nada, sin darte cuenta que estás dañando la creación de Dios.

Y porque somos creación de Dios, por eso tenemos que pedirnos perdón cada vez que nos dañamos, cada vez que nos insultamos.

Por último, tengo que empezar a comprarme ropa para celebrar mi cuerpo. Yo he visto muchas mujeres que dicen: yo no me voy a comprar ropa hasta que baje cinco kilos, hasta que no llegue a mi peso no me compro ropa. No, andá a comprarte ropa para celebrar el cuerpo que tenés hoy, porque esta sos vos, no te niegues.

Esta sos vos, así que anda a comprarte la ropa que te guste y que querés, pero de acuerdo al cuerpo de hoy, no esperes para mañana, disfrutá hoy de la vida, porque esto es lo que hoy tenés, éste es el día que Dios te ha dado y tenés que disfrutarlo así, como sos.

Por Alejandra Stamateas

4 Comentarios

  1. hermana Alejandra no sabes de cuanto ayuda han sido sus comentario, claros i que muchas personas nos sentimos identificados, como emos estados años pensando asi de nuestro cuerpo espero tener mas informacion de sus pajinas de otros temas, gracias por sun tiempo que dios la quie siempre.

  2. sabes me ha ayudado mucho estos mensajes pues yo soy una de las que peleara contra mi propio cuerpo porque no estaba conforme con el pero gracias por recordarme que Dios me hizo hermosa y a su imagen y semejanza bendiciones

    • Hola Sonia. ¡¡Bienvenida!! Qué bueno que puedas verte tal como Dios te ve y no de acuerdo a los “modelos” de nuestra sociedad. Bendiciones!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre