Mujeres Cristianas – Estoy Gorda y Fea 3

 

Continuemos.

Toda la clave está en Querer, porque la transformación es un proceso, que tal vez te lleve tiempo pero hay que ser perseverante; no podemos querer hoy una cosa y mañana querer otra, hoy empiezo una dieta, no pero hoy no porque no tengo ganas, voy a ir al gimnasio, pero hoy no porque llueve. Querer es una decisión, es un compromiso con vos misma.¿Qué es lo que quieres? ¿Qué quieres que te pase?

Deja de esperar para que los demás te den el permiso para hacer algo, deja de esperar de los demás el aliento para hacer algo, -bueno pero nadie me alienta, lo tengo que hacer sola, sí, si es lo que quieres lo tienes que hacer sola, claro que sí, y pero no tengo plata, mentira es una excusa, porque yo tampoco tenía plata pero lo fui haciendo, es un proceso, porque si quiero, puedo.

Si la única limpieza de cutis que se hace es cuando tiene un casamiento y después nunca más en su vida, si usted usa medias rotas debajo del pantalón porque total no se ve; si usted se depila nada más que en el verano, porque total en el invierno para qué si total me pongo los pantalones y no se ve.

Entonces, la belleza no es de una temporada, la belleza es siempre porque la belleza es para vos, tienes que verte bien; no puedes ser una mujer que dice: y bueno uso este pantalón roto, éste sweater roto, ésta falda con el alfiler de gancho, no porque es para vos, es el primer respeto que te tienes que hacer.

Preguntáte: ¿Cómo voy a usar ésta media agujereada?, ¿Cómo voy a tener el pelo engrasado? Me baño en el verano porque en el invierno hace frío, ¡no puedes bañarte solamente en el verano, tienes que hacerlo todos los días, tiene que ser un hábito tu vida! Tienes que respetarte y amarte.
Si seguís con ese vicio todavía que te está arruinando tu cuerpo, el cutis, las uñas, entonces no estás queriéndote, porque si vos querés lo haces, porque querer no es un deseo solamente, querer es un compromiso que hacés con tu propia vida porque te amas y te respetas. ¿Cuántas quieren de verdad?

 

¿Por qué tenemos que amarnos? La esencia de Dios es amor.

1º. Porque Dios es amor.

¿Cómo reconoce un experto en obras de arte, que tal cuadro es de tal autor? Cuando tus hijos hacen un dibujito, vos sabes muy bien cuál es el dibujo de quien, porque ellos han puesto su huella en ese dibujo que hicieron y tú eres una experta en reconocer la huella de tus hijos.

Así tienes que ser una experta en reconocer la huella que dejó Dios en tu vida, eres la obra de arte más maravillosa que Dios hizo y Él ha dejado su huella y sabes ¿cuál es la huella principal? El amor que Dios puso en vos porque Dios es amor y eso lo derramó dentro de tí, quiere decir que dentro de vos hay amor suficiente para poder amarte a vos y a los demás.

Te tienes que amar porque tienes amor adentro, no tienes odio, aunque te dijeron: no pero con todo lo que viviste, cuanto odio acumulaste, cuanta frustración y entonces ahora te comes todo porque tienes bronca, no porque tienes amor para bañar mi cuerpo con amor, amo mi cuerpo y lo respeto.

 

2º. Tengo que amarme porque dice la Biblia que el amor no hace nada indebido.

Eso quiere decir que el amor no tiene que maltratarte, no puedes maltratar tu cuerpo porque el amor no hace nada indebido, el amor no hace cosas que te duelan porque el amor no hace nada indebido, tienes que hablarte con suavidad y respeto. ¿Hace cuánto perdiste la capacidad de decirte cosas lindas a vos? Se las decís a tus hijos, a tus amigas, ¡qué linda que estás! ¡Qué lindo que te queda eso! ¡Qué bueno el color de pelo! Pero no te lo puedes decir a vos; entonces no hagas nada indebido con tu propia vida porque el amor no hace nada indebido dice la palabra de Dios.

Quiero decirte que tú eres la casa de Dios, eres la habitación de Dios y tienes que tenerte respeto porque dentro tuyo vive el Espíritu Santo de Dios, por eso tienes que cuidar lo que es la casa de Dios, tienes que aprender a respetarla, tienes que tratarla con amor y con cuidado.

Mirarte todos los días y decir: qué es lo que tengo que arreglar, qué es lo que tengo que hacer mejor; Dios no se pone mal porque quieras verte bien porque Él te ama y Él quiere verte bien y cuando los dos quieren verse bien, se ponen de acuerdo y cuando hay acuerdo, hay bendición de parte de Dios.

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee Estoy Gorda y Fea 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre