nuevo-11Maestro de Niños – Serie Héroes: David 3

 

MAESTRO: El propósito de esta serie, y de cada uno de los temas, no es escribirte palabra por la palabra lo que tienes que decirles a tus alumnos, sino ofrecerte una estructura que te oriente y te permita enriquecer cada tema todo lo que quieras. Y por enriquecer me refiero a que utilices todos los medios audiovisuales que refuercen la enseñanza que estás transmitiendo. Dale rienda suelta a tu creatividad.

 

Tema 03. EL MEJOR LUGAR PARA TI

Pasaje clave: 1º Samuel 16:1-13.

1. Objetivos.

         A. Que el niño entienda la importancia de ser hijos de Dios.

         B. Que el niño valore las bendiciones de Dios.

         C. Que el niño ore agradeciendo por las bendiciones de Dios.

 

2. David Es Ungido.

(Nota: luego de repasar las clases anteriores cuéntales la historia de hoy y explícales lo siguiente):

En la clase anterior aprendimos que Dios no miro la apariencia de David, sino que miro su corazón. Pero hay otra razón igual de importante que lo llevo a ocupar ese lugar: las mejores cosas están preparadas para los hijos de Dios.

Cada uno de ustedes es un David, este escogido para ser exitoso.

El simple hecho de ser sus hijos nos hace merecedores de sus grandes regalos. Puedes ser el mejor en todo lo que hagas, en la escuela pasando de grado, en tu familia siendo obediente, en la red ganando tus amigos para Jesús.

Dios anhela y desea que seas el mejor abogado, medico, líder, maestro,  evangelista, etc.

Solo tienes que aceptar las bendiciones de Dios (David acepto ser ungido), aprovecha bien el tiempo y capacítate (nunca podrás ser el mejor sin capacitarte)

Recuerda, con Dios a tu lado, con un buen corazón, aceptando las bendiciones, aprovechando el tiempo para aprender: el mejor lugar será tuyo.

 

3. ¡Cuántas Bendiciones He Recibido!

Tienes un Dios que te ama. Tienes una familia. Eres inteligente. Eres un niño sano. Tienes amigos. Tienes sueños y metas que puedes lograr. Puedes ir al colegio y aprender cosas útiles. ¡Cuántas  bendiciones que tenemos al lado de Dios!

(Nota: Luego de mencionar estas bendiciones, pregúntales a ellos otras bendiciones que tienen o han recibido. Escúchalos atentamente. Una variante es que en lugar de mencionar estas bendiciones, prepares una dinámica o juego con ellas para que sea mucho más interactivo. Puedes armar rompecabezas, un juego de velocidad y competencia, completar la frase, etc. Piensa en actividades dinámicas y acordes a la edad. Sé creativo).

(Nota: Guíalos a orar agradeciendo por su presente y su futuro, lo que son y lo que serán como hijos de Dios).

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre