Predicaciones – El Significado del Señorío de Cristo 3

 

Continuemos.

En el Antiguo Testamento, había una ley que decía: “Si el esclavo, al sexto año, no se quisiera ir porque te ama, porque le ha ido bien en tu casa, entonces tiene que hacer un pacto. Tiene que llamar a los ancianos de la ciudad, y delante de ellos, el esclavo tiene que hacer un pacto. Tomarás una lezna y horadarás el lóbulo de su oreja”. Allí, una perforación y un aro, la oreja abierta y un aro. Esa era la señal que este era un esclavo para siempre, pero un esclavo por amor. No por obligación, por amor. 

Así que hacían esta práctica, y ese esclavo tenía alegría, porque se quedaba en la casa de su amo para siempre, para servirle. Esto es lo que dice Pablo: “Por amor de Cristo, mi Kyrios”.

Yo te pregunto, hermano: ¿Este Kyrios, es un tirano, es bueno o es malo? ¿Cómo es? ¿Te ha ido bien en su casa? ¿Quieres irte? ¿Quieres vivir como se te da la gana? Este Kyrios es un amigo, es un hermano, es un padre, ¡es tremendo!… “¡Señor, me ha ido bien en tu casa, me quiero quedar! Has bendecido mi familia en tu casa, mis hijos, mi vida. He estado protegido, Señor, sirviéndote. Yo quiero quedarme, Señor. Quiero ser tu esclavo por amor”. “El hacer tu voluntad, oh Dios, me ha agradado” 

Aquel que conoce, descubre a Cristo, tiene un agrado, un gusto de hacer la voluntad de Dios. No hay nada mejor. ¡Señor, te quiero, te quiero amar, quiero servirte! ¡Quiero quedarme en tu casa! ¡Quiero servirte, ser tu esclavo, porque tú me amaste, tuviste misericordia de mí! Diste tu vida por salvarme, ¿dónde voy a estar mejor que en tu casa? ¡Bendito seas Señor! ¡Me has hecho bien!

¿Puedes decirle al Señor: me has hecho bien? ¡Me has hecho bien Señor! ¿Has encontrado alguien como el Señor? ¿Quieres que Él horade tu oreja? Quieres decirle al Señor: “Señor, yo quiero ser tu esclavo para siempre, esclavo por amor”. Levanta tu mano y dile a Él: “quiero ser tu esclavo, esclavo por amor, para siempre…”

 

2. Reconocer que el Verdadero Dueño de mi Vida, y de Todo lo que tengo, es Cristo.

¿Qué es lo que tengo? Mi vida, mi cuerpo, mi esposo o esposa, hijos, la casa, la ropa, los zapatos, el auto, la bicicleta, los muebles, el dinero (poco o mucho), el sueldo, el negocio, todo. Cuando Cristo es el Kyrios, Él es el dueño de todo. Nada es mío, todo es de Él.

Esto no significa que yo tengo cosas que son mías y se las regalo a Él. Cuando reconozco que Cristo es el Kyrios, estoy diciendo que Él es el dueño. Y realmente, hermanos, es el dueño de todo, porque de Él, por Él y para Él son todas las cosas. No podemos hacer nada sin Él, no podemos fabricar nada, todo es de Él

¿De quién es tu casa? “Un momento, yo trabajé, la pagué en cuotas…”. ¿Tu casa de qué está hecha? De ladrillos ¿De dónde sacaron los ladrillos? De la tierra, la mezclaron con agua. ¿El agua de quién es…? ¿Con qué lo cocinaron? Con fuego ¿El fuego de donde lo sacaron? Con leña ¿La leña, de donde la sacaron? De los árboles. ¿De quiénes son? ¿Quién los hizo crecer? ¡Todo es de Él!

El hierro, el oro, la plata, la madera, todo tiene dueño, el petróleo, todo. Él lo hizo. “Eh, un momento, acá hay una trampa, yo trabajé ¡a mí nadie me regaló nada!”.

¿Con qué trabajaste? Con mis fuerzas. Un momento, ¿con qué trabajaste? Con el cuerpo que te dio… ¿quién…? ¿Quién te dio el cuerpo, la salud, la inteligencia, las fuerzas…?

Así que con  el cuerpo que te dio Dios, con la vida que te dio Dios, con la sabiduría que Él te dio,  con la inteligencia, la fuerza que te  dio Dios, con todo eso trabajaste ¿Es verdad o no? ¿De quién es todo? Hay un solo dueño. “De Jehová es la tierra y su plenitud, el mundo, y los que en él habitan”.

(CONTINÚA…)

Por Pastor Jorge Himitian

Lee El Significado del Señorío de Cristo 4

Lee El Significado del Señorío de Cristo 5

2 Comentarios

  1. Gracias mis queridos hermanos, los devocionales son de gran ayuda para mi vida espiritual. Mi oraciòn es que Dios los siga usando para su gloria. Bendiciones. Lucy

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre