Mujeres Cristianas – ¿Será el Hombre de mi Vida? 3

 

Continuemos.

“Él se acostó con todo el barrio, me prometió fidelidad pero se acostó con todas”. Él me dijo: “sos la única que me banca, sos fuerte, mujer como vos no he encontrado, porque te mantenés, mirá que te engañé con una, con otra, pero te mantenés firme ahí, siempre firme, sos una mujer fuerte. Es más, voy a seguir saliendo con otra, porque me encanta verte así, que siempre estás conmigo…”. Y se la hacemos fácil. No se la tengo que hacer fácil.

“Pero pastora preparó la cena, me convenció, lo tenía que ver con el delantalcito puesto, puso un vinito y una música, me convenció, nos acostamos, ya está todo perdonado…”. No se la tengo que hacer fácil. Si un hombre se equivocó, que haga lo correcto, no se la hagas fácil. A las mujeres nos encanta alisarle el camino a los hombres, pero si se equivocó que haga lo correcto. Si te traicionó, si te mintió, si fue infiel, tiene que ir a pedir ayuda, tiene que hacer una terapia, tiene que pasar tiempo sanando su vida interior para poder descubrir por qué no puede ser fiel con una pareja, pero no se la hagas fácil. Tiene que hacer lo correcto. Si un hombre se equivoca, así como cuando una mujer se equivoca, hay que hacer lo correcto, no le tenés que allanar el camino, porque si no va a volver a hacerlo, y ni siquiera una acción de un día, sino acciones que duren en el tiempo.

 

6. No a la Violencia.

Si después de un acto violento, un hombre te pide disculpas y seguís a su lado, le estás dando permiso para hacerlo de nuevo. Si te golpeó, si te maltrató, si te pegó y vos seguís al lado de esa persona le estás diciendo: “hacémelo de nuevo”, y vos no le tenés que dar permiso a nadie para que te maltrate. Los actos de violencia no los debo permitir. ¿Qué tenés que hacer? Separarte de esa persona violenta. Cuando vos te encontrás con una persona violenta físicamente tenés que apartarte de esa persona. ¿Cuánto tiempo? Hasta que te demuestre que está haciendo una terapia para sanar su violencia; y una terapia para sanar la violencia no dura ni un mes, ni tres meses, ni seis meses, tiene que durar por lo menos más de dos años. No digas: “fue a una sesión con el terapeuta, vino a una reunión de la iglesia y Dios lo cambió”.

Claro que Dios lo puede cambiar, pero Dios lo va a meter en un proceso, como nos ha metido a todas en un proceso para sanar todas las heridas que traemos desde la infancia, y un hombre maltratador es un hombre que tiene heridas desde la infancia, y tiene una inseguridad más grande que una casa, y por eso se descarga con vos. Y por eso tenés que decirle: “hasta que no hagas una terapia, hasta que no te encuentres con el Señor, conmigo no vas a estar, primero el cambio y luego venís conmigo”.

 

7. Tengo que Superar el Miedo a Perderlo.

Hay muchas mujeres que tienen miedo de perder a sus hombres, son mujeres celosas que todo el tiempo han controlado con quien está, con quien habló, qué hizo, a quien miró, porque tienen miedo a perderlo. La pregunta que te tenés que hacer es: ¿vos podés funcionar sin ese hombre a tu lado? Porque si no podés funcionar sin ese hombre, es porque no tenés vida propia, y ahí tenés otro problema. No es un problema de pareja, es un problema personal. Si tu vida depende de ese hombre y ese hombre se va te agarra una depresión, te morís, nadie te va a levantar de la cama, largas todo, te sentís frustrada, porque tenés codependencia y tenes que sanarla.

La pregunta fundamental es “¿puedo funcionar sin ese hombre?” Hay un montón de mujeres que van a hacer las compras con el marido, porque no saben salir a hacer compras solas. Vos no tenés que tener a tu marido al lado, tenés que tener la tarjeta de crédito de tu marido para hacer las compras. Si vos sabés que no podés funcionar, que hay algo que parece que te ata a esa persona, y no podes vivir sin controlarlo, que tenés que estar todo el día llamándolo por teléfono porque te desesperás, porque te parece que está con otra mujer, te voy a dar algunas ideas: Dejarlo un poco más de lado, verlo un poco menos, dejar de estar a su disposición y ayudarlo un poco menos.

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee ¿Será el Hombre de mi Vida? 4

Lee ¿Será el Hombre de mi Vida? 5

Lee ¿Será el Hombre de mi Vida? 6

Lee ¿Será el Hombre de mi Vida? 7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre