Sexualidad – UN BUEN MATRIMONIO 2

0

ALGUNAS ENSEÑANZAS DEL LIBRO DE CANTAR DE LOS CANTARES

  • Una promesa: “las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahoga­rán los ríos” (8:7). Las tormentas de la vida y los problemas que pueden sobrevenir no hundirán al matrimonio.
  • Esposos y amigos: “…ábreme, hermana mía, amiga mía…” (5:2). “Como el lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas” (2:2).
  • Las relaciones prematrimoniales comprometen la felicidad del matrimo­nio: “yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén… que no despertéis ni ha­gáis velar el amor, hasta que quiera” (2:7).
  • El amor, la posesión más grande: “…si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, de cierto lo menospreciarían” (8:7).
  • La esposa no se deja conquistar por ningún otro hombre que no sea su esposo: “yo soy muro, y mis pechos como torres, desde que fui en sus ojos como la que haya paz” (8:10). “Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía; fuente cerrada, fuente sellada” (4:12).
  • Autoestima saludable: “morena soy… pero codiciable…” (1:5). “Yo soy la rosa de Sarón, y el lirio da los valles” (2:1). No debo confundirse humildad con complejos de inferioridad. En el pasaje que citamos, la mujer posee una auto-imagen positiva.
  • Amor correspondido: “mi amado es mío, y yo suya…” (2:16). “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío…” (6:3).
  • Deleite en el amor: 7:9 – 8:3. La relación conyugal debe escapar de la rutina y no caer en el aburrimiento.
  • Atracción física entre los esposos: 1:2-4. Abel Martinez Martín dijo: “De las humanas comunicaciones la sexual es la más completa… se lubrican los cuerpos, se besan los besos. Todo se siente. Es la comunicación de dos cuerpos, la unión de dos carnes, de angustias que se abrazan, de corazo­nes que se aceleran, de existencias que se justifican; de superficies recorri­das y mutuas fantasías, de compartidos deseos y similares frustraciones, de humanos instintos, de arcaicas pulsaciones y profundas comunicacio­nes. El sexo es mandamiento ejercido por los hombres, desde el comienzo de los tiempos”.
  • Romance en el matrimonio: (7:10-13).
  • Esposos – amantes que viven la intimidad: “yo vine a mi huerto, oh her­mana, esposa mía; he recogido mi mirra y mis aromas; he comido mi panel y mi miel; mi vino y mi leche he bebido ” (5:1; 7:12). Cortejo a través de palabras: “he aquí que tú eres hermosa, amiga mía; he aquí que tú eres hermosa; tus ojos entre tus quedejas como de paloma; tus cabellos…” (4:1-7).
  • Exaltación positiva del cónyuge: (6:4-9).
  • Cuidado de la apariencia: “…muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; por­que dulce es la voz tuya y hermoso tu aspecto” (2:14; 4:3).

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre