S_p_i_d_e_yMaestros de Niños – Serie: Niños En Acción 2

 

MAESTRO: El propósito de esta serie, y de cada uno de los temas, no es escribirte palabra por la palabra lo que tienes que decirles a tus alumnos, sino ofrecerte una estructura que te oriente y te permita enriquecer cada tema todo lo que quieras. Y por enriquecer me refiero a que utilices todos los medios audiovisuales que refuercen la enseñanza que estás transmitiendo. Dale rienda suelta a tu creatividad.

 

Tema 02. TRES PERSONAS PARA IMITAR

Pasaje clave: Mateo 8:1-17, 23-27.

1. Objetivos.

         A. Que el niño conozca tres personajes bíblicos a quienes imitar.

         B. Que el niño comprenda la actitud de cada uno de ellos.

         C. Que el niño tome la decisión de imitarlos.

         D. Que el niño confeccione un listado de buenas actitudes para practicar durante la semana.

 

(Nota: El énfasis del tema está puesto en la actitud de las personas hacia Jesús y no en lo que Jesús hizo por ellos. Cada historia con su enseñanza, debe durar unos 10 minutos, no más, para que quede tiempo para orar y para realizar el Objetivo D).

 

2. Un Leproso Humilde. (8:1-4).

Estaba enfermo y ningún médico podía curarlo. Él sabía que Jesús sí podía sanarlo ¿y qué hace? ¿Le grita que lo sane? No. ¿Le exige: “Me tienes que sanar, me tienes que sanar”? No. ¿Lo amenaza: “Si no me sanas te mato”? No. El leproso tiene una actitud de humildad y le ruega a Jesús: “Jesús, si tú quieres, puedes sanarme”.

Muchas veces le gritamos a las personas para que nos den algo (dar ejemplos). Otras veces las amenazamos (dar ejemplos). Otras veces queremos pegarles. Pero ¿qué nos enseña la actitud de este leproso? Que tenemos que pedir de buena manera, que tenemos que ser humildes. Y que tenemos que buscarlo a Jesús cuando nos pasa algo.

 

3. Un Soldado Obediente. (8:5-10, 13).

Este hombre era un Capitán. Él tenía muchos soldados bajo su autoridad. Les daba una orden a sus soldados y ellos la obedecían. Pero ¿qué hizo cuando se encontró con Jesús? ¿Le dio órdenes a Jesús? ¿Le dijo: “¡Jesús! ¡Anda a sanar a mi siervo enfermo! ¡Yo te lo ordeno!”? No. ¿Sabes por qué? Porque este Capitán sabía que Jesús tenía más poder y más autoridad que él. El Capitán le rogó a Jesús, porque lo obedecía.

¿Qué nos enseña la actitud de este Capitán? Que tenemos que ser obedientes a las personas que tienen autoridad (padres, maestros, pastores, etc.). Si somos obedientes, no vamos a tener problemas, pero si somos desobedientes, siempre vamos a tener problemas.

 

4. Discípulos Miedosos. (8:23-27).

Jesús dormía y se levantó una gran tormenta ¿qué hicieron los discípulos? Tuvieron miedo, se desesperaron y pensaron que se iban a ahogar. ¿De qué se olvidaron los discípulos? Se olvidaron de que Jesús estaba con ellos y que nada les iba a pasar.

¿Está Jesús con nosotros? Sí.

¿Escucha nuestras oraciones? Sí.

Cuando tenemos miedo, ¿qué tenemos que hacer? Llamarlo a Jesús y hablar con Él.

Cuando tenemos un problema, ¿qué tenemos que hacer? Orar y contarle ese problema a Jesús y pedirle que Él lo solucione. Jesús lo hará, porque Él nos ama.

 

(Nota: En los últimos 30 a 45 minutos realicen el Objetivo D. Primero pregúntenles qué buenas actitudes tienen que practicar más. Anótenlas con letra clara en imprenta sobre un afiche o pizarrón. Después pídanle que saquen sus cartucheras y entréguenles papeles y recortes de figuras con buenas actitudes, para que cada uno arme su propia lista. Finalmente, oren por ellos para que realicen esas actitudes en la semana y desafíenlos a pegar su listado en un lugar visible de su casa para recordarlo. Cuando los visiten en la semana, vuelvan a hablar sobre sus listados y aliéntenlos a practicarlos).

(Nota: Otra opción es trabajar los últimos 30 a 45 minutos específicamente sobre las tres actitudes aprendidas: 1. Tratar bien a las personas. 2. Ser obedientes. 3. Orar. Después pregúntenles a quiénes no tratan bien o a quiénes no obedecen y aliéntenlos a cambiar su actitud y a empezar a tratarlos bien y a obedecerlos y a orar por ellos. Ayúdenlos a pensar acciones concretas para practicar cada una de las 3 actitudes. Por ejemplo: 2 acciones concretas para tratar bien a las personas. 2 acciones concretas de obediencia a los padres. 2 acciones concretas de oración por personas específicas).

Por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre