Me sucede que viajando, por ejemplo a Europa, viajo doce horas y gano 5 horas en el huso horario. Quiere decir que llego por ejemplo a las doce del mediodía de mi horario interno, pero son las 17 horas del horario real. La consecuencia es que  a media tarde para mí es hora de dormir y para el resto de las personas es hora de charlar. A esto se lo conoce como Jet lag.

El jet lag, también conocido como descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los husos horarios, es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los periodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias, a través de varias regiones horarias.

Ro.13:11. Hagan todo esto estando conscientes del tiempo en que vivimos. Ya es hora de que despierten del sueño, pues nuestra salvación está ahora más cerca que cuando inicialmente creímos.

Pablo dice que hay dos horas, la natural y la profética.  Debo adecuar mi vida a la hora profética, para no estar desfasado con el cielo. Por eso nos anima a cambiar nuestro vestido… ¡No podemos ir a la oficina vistiendo pijama!

Por más sueño que tengamos nos vestimos de acuerdo al reloj correcto y no de acuerdo al reloj interno. Por eso debemos sincronizar nuestros relojes con la hora del cielo.

¿Qué hora marca el cielo? En mi caso particular, la manecilla grande marca “Década de Expansión Ilimitada”…. Estoy en un tiempo en que me expandiré sin límites. Hemos declarado guiados por el Espíritu esto en enero del 2010 y estamos caminando en esta realidad…

La segunda, la manecilla pequeña, está indicando “Año de Promoción Sobrenatural”… En una década de Expansión ilimitada, en este sector de esta década seré llevado a un nuevo nivel… Este va a ser mi mejor año!!!

Esa es la hora que el cielo marca para mi vida y para la Iglesia Redentor…

Naturalmente, hay personas que vienen a los cultos con el pijama y el osito… no entienden porque hay tanto alboroto, quieren que nos callemos, que nos quedemos quietos, su reloj interno les dice que aún es tiempo de dormir… pero al igual que Pablo le decimos:

Ya es hora de que despierten del sueño, pues nuestra salvación está ahora más cerca que cuando inicialmente creímos.

«Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo» (Ef.5:14)

Esta es hora de caminar por fe, de tomar lo que nos pertenece, de mudarnos, de comprar, de esforzarnos a más, de predicar la palabra. Yo estoy, por ejemplo, con mis días de reconexión… Esto es Expansión y Subir de Nivel. Estoy edificando, eso es expansión y Subir de Nivel. Estoy publicando un nuevo libro… eso es Expansión y Subir de Nivel. Algunos quieren que mire que aún está oscuro y me dicen: Todavía es temprano…

No me fijo en las señales del tiempo humano – les respondo- … Me fijo en el reloj del cielo y ahí dice: Ya es hora…

En este momento son las cinco… algunos están durmiendo profundamente, yo estoy escribiendo profusamente… Es hora de despertarse del sueño…

Hoy no podemos darnos el lujo de vivir a destiempo… Desechamos la ropa de la hora de las tinieblas y nos vestimos con la ropa de la hora de la luz…  Nos levantamos en una hora profética a tomar lo que nos corresponde. Nos negamos a “hacer fiaca espiritual”… Es hora de victoria, es hora de salvación, es hora de conquista, es hora de gozo, es hora de servicio… Es nuestra hora… la de la “manifestación gloriosa de los hijos de Dios”.

Señor, no me dejes dormir en este tiempo profético. No es la primera vez que tus discípulos estamos rendidos por el sueño… “más permaneciendo despiertos, vieron la gloria de Jesús,” (Lc.9:32) Tu dijiste: (Mt 29:41) “Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.” Ayúdame, que no prevalezca lo que manda mi carne, sino lo que el Espíritu dispone… Quiero vivir de acuerdo a tu hora, a tu tiempo… Amén.

Por Daniel Cattaneo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre