nuevo-1Estudios Cristianos – Seguros Para Siempre 2

 

Pasaje clave: Romanos 8:29 y 30.

 

La Biblia nos muestra que la duración de nuestra salvación es eterna, no temporal. Una vez que un cristiano es salvo no existe la posibilidad de que se pierda. Esto no significa que uno viva como se le dé la gana, porque Dios disciplinará en su Tribunal de juicio a los cristianos después de salvos y perderán su recompensa si no fueron fieles. Y si un cristiano tiene pecados de los cuales no se ha arrepentido es seguro que recibirá un castigo en el reino venidero. Sin embargo “ser disciplinado”, “perder la recompensa” o “recibir un castigo” no significa perder la salvación.

La Biblia nos da poderosas razones para confirmarnos que nuestra salvación es eterna:

 

1. Por la gracia y el amor de Dios.

2. Dios nos salva con un plan.

¿Fue nuestra salvación un accidente o una acción planeada por Dios?

Ro.8:29 y 30 te da la respuesta.

La salvación involucra todas las cosas mencionadas en estos versículos:

  • Nos CONOCIÓ
  • Nos PREDESTINÓ
  • Nos LLAMÓ
  • Nos JUSTIFICÓ
  • Nos GLORIFICÓ

El primer eslabón de esta cadena es la presciencia de Dios. La Biblia nos dice que antes de que fuéramos salvos y justificados, Dios ya nos conocía. Antes de conocerlo a Él, Él ya nos conocía a nosotros.

Y a los que conoció los predestinó, los marcó. Ser marcados significa tener una marca de aprobación junto a nuestro nombre, lo cual significa que Él nos ha reclamado para Sí mismo. Los que fueron marcados son llamados. Los que son llamados son los conocidos por Él. Dios llamó a quienes conoció y marcó. Y después de llamarlos los justificó.

Por lo tanto la historia de nuestra relación con Dios no comienza con la justificación y la salvación sino con la presciencia de Dios.

Dado que Dios nos conoció de antemano y nos marcó para la salvación, ¿cómo podemos llegar a ser condenados después de haber sidos salvos?

Una persona predestinada por Dios nunca puede ser arrojada al lago de fuego y quemarse como un pedazo de madera.

El Dios que conocemos no puede cambiar lo que ha decidido. Y dado que Él tiene la presciencia, la predestinación y el llamamiento, nuestra justificación es eterna.

¿Es posible que Dios haya tenido un error en su conocimiento eterno, que Él se haya equivocado con nosotros al llamarnos y que hoy tenga que mandarnos al infierno?

Esto es un asunto muy serio y si es así, ¿qué seguridad podemos tener de Dios? Tal vez se ha equivocado en otras cosas más. ¡Pero esto es imposible porque Él no comete errores!

No podemos arrancar un eslabón sin que se afecten los otros. Si nuestra salvación se pierde, la presciencia de Dios, la predestinación y el llamamiento son negados.

En el vs.30 se completa el plan de Dios con la glorificación. La obra de Dios es incompleta si después de la justificación no hay glorificación. Si  no podemos entrar en los cielos y tierra nueva y si no podemos entrar en su gloria eterna, su obra no quedará terminada.

Ten en cuenta que TODAS las cosas que se mencionan aquí están relacionadas con Dios. Dios es quien nos conoció. Dios nos predestinó destinándonos para que fuéramos como Su Hijo. Nosotros simplemente creímos y le recibimos. Todo lo hizo Él.

¿Puede Dios conocer de antemano a 100 personas para que sean salvas, pero solamente marcar a 90, llamar a 80, justificar a 50 e introducir en su gloria únicamente a 10? ¡Imposible! Dios no puede cambiar.  

Él empezó una obra en nosotros y Él la completará hasta el día de Jesucristo (Fil.1:6). Si el deseo de Dios es salvarnos ¡y sí lo es! no habrá manera de que no seamos salvos.

Si la obra de salvación fuera iniciada por Dios y nosotros tuviésemos que continuarla ninguno de nosotros podría ser salvos. Pero no depende de nosotros sino de Él. Toda la obra de salvación es llevada a cabo por Dios.

No te preocupes por tu salvación, está completamente asegurada en Dios. Preocúpate de tú santidad porque ella sí depende de tí.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro «El Evangelio de Dios»

Por Watchman Nee

Adaptado por Edgardo Tosoni

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre