Inicio / Estudios Biblicos / Estudios Bíblicos – LA AUTORIDAD Y LA SUMISIÓN 2

Estudios Bíblicos – LA AUTORIDAD Y LA SUMISIÓN 2

Estudios Cristianos – La Autoridad y la Sumisión 2

 

Continuemos.

C. La Rebelión de Nadab y Abiu (Lv.10:1-2).

Aarón era la cabeza. Sus hijos eran simples ayudantes que servían junto al altar obedeciendo las directivas de su padre. Ellos no podían actuar independientemente de su padre. Y eso fue lo que hicieron.

Ofrecer “fuego extraño” significa “servir sin haber recibido órdenes, servir sin obedecer a la autoridad”.

La rebeldía se manifiesta cuando obramos sin la coordinación del resto del cuerpo (vs.1).

La rebeldía se manifiesta cuando nos acercamos a Dios como a nosotros nos parece, y no como Dios mismo nos manda. Descuidar los mandamientos de Dios es rebeldía (vs.1).

Presentarnos ante Dios en rebeldía nos acarrea juicio (vs.2).

Si nuestro servicio y trabajo están cada vez más muertos, es tiempo de que le pidamos a Dios que nos ilumine para ver si servimos en el verdadero principio de la autoridad o si lo hacemos según el principio del fuego extraño.

La obra de Dios debe coordinarse bajo la autoridad. Dios quería que Nadab y Abiu sirvieran bajo la autoridad de Aarón.

En el N.T. tenemos como ejemplos a Bernabé y Pablo, Pablo y Timoteo, Pedro y Marcos. Todos ellos trabajaron juntos. Algunos tenían responsabilidades, mientras que otros ayudaban. Dios pone a algunos para estar en autoridad, junto a otros que deben estar bajo autoridad. Esto es trabajar según la autoridad coordinada. Por eso, el que actúa en forma independiente está en rebeldía.

Lo que Dios busca no es el sacrificio que le podamos entregar sino que la autoridad sea mantenida.

Así como la autoridad delegada sigue a Dios, de la misma manera todos los que están bajo autoridad deben seguir a la autoridad delegada por Dios. No hay lugar para el servicio individual aislado, cada uno debe servir coordinado bajo autoridad.

 

D. La Rebeldía de Aarón y María (Nm.12).

Aarón y María podían estar en desacuerdo con su hermano con respecto a la esposa que él había elegido, pero no podían levantarse en contra de la autoridad que Dios mismo había establecido.

Como hermanos mayores ellos podían reprender a su hermano, pero el error que cometieron fue hablar en contra de la posición de autoridad que tenía Moisés. Mezclaron asuntos familiares con la posición de autoridad de Moisés. “¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?”.

  • Las diferencias personales no deben llevarnos a cuestionar la autoridad (vs.1).
  • Dios delega su autoridad soberanamente. Por eso no debemos creer que nosotros lo haríamos mejor (vs.2).
  • Dios oye la murmuración acerca de la autoridad y la frena para detener el mal (vs.2).
  • Dios mismo sale en defensa de la autoridad criticada (vs.4). La autoridad no es algo que uno logra por sus propios esfuerzos, sino que es dada por Dios a quien Él escoge.
  • Debemos tener temor de hablar mal contra las autoridades (vs.8).
  • La murmuración acarrea juicio (vs.10). Cada vez que hay rebelión y murmuración, perdemos la presencia de Dios y su obra se frena.

Nuestras palabras de murmuración y críticas demuestran que dentro de nosotros hay un espíritu rebelde. Debemos temer a Dios y no hablar así. Pero hay personas que hablan contra los pastores y contra los líderes de la iglesia, o contra las personas que están en autoridad sobre ellos, y no se dan cuenta de la gravedad de hablar así. No sólo que actúan en rebeldía, sino que también se ponen bajo el juicio de Dios.

Hasta que no se haya tratado la murmuración contra la autoridad la presencia de Dios no se manifestará.

 

E. La Rebelión de Coré, Datan y Abiram (Nm.16).

Este es un ejemplo de rebelión colectiva. De los vs.1 al 40 se rebelan los líderes y de los vs. 41 al 50 se rebela la congregación.

Los líderes despreciaban a Moisés y a Aarón, y al rebelarse pensaban que solamente se oponían a ellos. No tenían la intención de ser rebeldes a Dios, ni de dejar de servirle, sin embargo no podían ver que Dios y su autoridad delegada son inseparables.

No es posible estar sujeto a Dios y a la vez ser rebelde contra el hombre que Dios escogió. El que se rebela contra la autoridad delegada se está rebelando en contra de Dios mismo.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Autoridad Espiritual”

Por Watchman Nee

Adaptado por Edgardo Tosoni

Lee La Autoridad y la Sumisión 3

Lee La Autoridad y la Sumisión 4

Lee La Autoridad y la Sumisión 5

Devocionales - Cristianos Biblia

Acerca de Edgardo Tosoni

Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org, www.desafiojoven.com y www.alientodiario.org, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>