Capacitaciones – Los 10 Asesinos de la Oración 2

 

Continuemos.

Asesino de oración 3: Desobediencia

Recuerdo una tarde cuando tenía 17 años y estaba acostado en mi cama leyendo la Biblia. Hacía como un mes que había rededicado mi vida a Cristo y aceptado el llamado a predicar. Ese día estaba tratando de memorizar 1 Juan y me encontré con 1º Juan 3.21–22.

De pronto pareció como si Dios hubiera abierto una puerta en mi mente y algo sonó. Me inundé de entendimiento. Aun lo recuerdo vívidamente porque fue uno de esos momentos especiales de iluminación que una persona experimenta en momentos cruciales de su vida. Al volver a leer el versículo, circulé la palabra porque en mi Biblia. Me di cuenta de que recibimos de Dios porque le obedecemos. Esa es la condición que debemos cumplir para poder acercarnos a Él en oración.

Si vamos a desarrollar una creciente relación con Dios y llegar a ser personas fuertes en la oración, debemos obedecer. Mantenernos alejados del pecado no es suficiente. Tampoco la fe. Si nuestros labios confiesan que creemos, pero nuestras acciones no lo demuestran con un despliegue de obediencia, esto prueba la debilidad de nuestra creencia. La obediencia debe ser el resultado natural de la fe en Dios. Quien obedece a Dios, confía en Él y le obedece.

Dios no puede pasar por alto nuestra desobediencia aun cuando tratemos de distraerle. Solo nuestra obediencia restaura nuestra relación con Él y añade poder a nuestras oraciones.

 

Asesino de oración 4: Falta de transparencia con Dios y con otros

El 4 de junio de 1994 tuve el privilegio de hablar a sesenta y cinco mil hombres Cumplidores de Promesas en Indianápolis, Indiana. Hablé del valor de la integridad moral, de valorar a nuestras esposas y de mantenernos sexualmente puros. Durante las semanas que antecedían a la actividad sentí una tentación sexual y una presión como nunca antes había tenido. Le dije a mi esposa Margaret: «No me pierdas de vista durante las próximas semanas». Sabía que era objeto de serios ataques.

También tomé la decisión en ese entonces de dar a conocer mis luchas a mis compañeros de oración. No fue nada fácil, pero comprendí que si era sincero con ellos, a su vez podrían orar con más eficacia por esta situación. Mi transparencia hizo posible que oraran por mí muy específicamente y pude resistir la tentación. Creo que fueron sus oraciones las que me ayudaron a resistir este increíble período de dificultad y permanecer fiel a Dios.

Santiago 5.16 dice: «Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados». Santiago da a conocer la verdad acerca de Dios: Cuando confesamos nuestros pecados unos a otros, lo cual requiere de nosotros una absoluta transparencia, Dios puede sanarnos y limpiarnos. Experimentamos una restauración espiritual, física y emocional. Además, nuestra transparencia ayuda a otros porque les muestra que no están solos en sus dificultades.

Dietrich Bonhoeffer ha escrito acerca de la importancia de confesarnos abiertamente con otros cristianos. En Life Together (La vida juntos) dice: “En la confesión la luz del evangelio penetra en las tinieblas y la reclusión del corazón. Debe llevarse el pecado a la luz. Lo inexpresado debe comunicarse y reconocerse francamente. Todo lo secreto y oculto debe manifestarse. Es una dura lucha hasta que se admite el pecado con sinceridad. Pero Dios rompe las puertas de acero y las rejas de hierro. Nuestro hermano rompe el círculo del autoengaño. Un hombre que confiese el pecado en presencia de otro hermano sabe que ha dejado de estar solo. Experimenta la presencia de Dios en la realidad de la otra persona”.

La parte más difícil de ser sincero es la confesión. El yo se convierte en una piedra de tropiezo y obra el temor de dañar nuestra imagen. Esto es algo con lo que la sociedad en pleno lucha. Cada cual quiere culpar a otros por sus defectos y problemas.

La transparencia es difícil para muchas personas. Numerosos pastores que conozco tienen mucha dificultad con eso. Pero la franqueza con otros puede tener un profundo efecto en usted. La transparencia con Dios al orar le coloca en la agenda de Él en lugar de la suya, y también le da la libertad a otros creyentes para que oren por usted estratégica y específicamente.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Compañeros de Oración”

Por John C. Maxwell

Lee Los 10 Asesinos de la Oración 3

Lee Los 10 Asesinos de la Oración 4

6 Comentarios

  1. hacido muy importante para mi vida este estudio sobre la oracion asido un impacto en mivida e descubierto las cosas que an impedido mi oracion con Dios por eso digo que es muy productibo emos estad0 pasando por cosas en donde la persona que nos pastoriaba nos ahecho un lado enotras palabras ya no somos tomados en cuenta ha hora somos como lo pehor y esto si nos apuesto muy mal en la eceñansa dice que nos comfecemos con los hermanos pero yo tengo una mala experiencia puesto que loque le deciamos lugo de ulgunas semanas ya sabian todos los hermanos como puedo llegar a tener comfiansa despues de esto

    • Hola Miryam. ¡¡Bienvenida!! Es triste lo que contas y que esto suceda entre hermanos, pero no estas atada a una iglesia ni a un pastor. Perdonalo y buscá un nuevo lugar donde comenzar, pero no dejes de congregar y buscar al Señor.

  2. hoy doy gracias a dios por haber allaado esta pagina ya que estoy pasando por muchas dificultades y me he dejado llevar por el desanimo y ya no leia ni oraba y solo iba a la iglesia de vez en cuando leo la biblia pero no la entiendo y eso me preocupa por que yo quiero seguir a cristo y quiero aprender mas de el estoy a punto de separarme de mi esposo ya que el siempre me trata mal y quizas sea eso lo que me ha enfriado por favor quiesiera que usted me oriente nesecito de un consejo se lo agradecere mucho y los felicito por sus reflexiones por ensenar como muere una oracion gracias

    • Hola Adriana. ¡¡Bienvenida!! Mira, si tu marido te trata mal no estás obligada a permanecewr con él, lo cual no significa que te vayas con otro hombre porque empeorarias el estado de tu vida en lugar de mejorarlo. Busca ayuda espiritual e incluso terapéutica. No permitas ningun tipo de maltrato ni físico, ni verbal, ni emocional. Y aunque te cueste un montón, no dejes de buscar al Señor, no dejes de hablar con él. Otra vez, buscá ayuda legal (asesoramiento de un abogado) y espiritual. No te des por vencida.

  3. Hola Virginia. ¡¡Bienvenida!! Gracias por tu sinceridad y por abrir tu corazón. Permitime decirte algunas cosas muy importantes para tu vida:
    1. ¡La salvación sí es para vos!!! Porque Dios te ama infinitamente. Cree y serás salva. Así de simple. No es por lo que vivis ni por lo que sentís, sino por tu fe puesta en el Señor Jesucristo.
    2. Todo lo que sale de tu boca te da vida o te mata. Todo lo que te decis a vos misma te sana o te enferma. Todo lo que hablas te levantará o te hundirá. Cuidá tus palabras porque en tu boca está el poder de la vida y de la muerte, de la bendición y de la maldición. Y si vos le entregaste tu vida a Jesucristo SOS bendecida, victoriosa, vencedora, amada, perdonada, fortalecida, hija, tesoro especial para Dios.
    3. Ahora mismo, en el nombre de Jesús, renunciá a toda palabra y pensamiento pesimista, fatalista, de derrota. Y comenzá a hablar palabras de fe: “Todo lo puedo en Cristo”. “Soy amada”. “Soy bendecida”. “En mi hay un espíritu de gozo y poder”.
    4. Buscá gente de fe y empezá a contagiarte de la fe de ellos. Gente que realmente ame a Dios y cuyas palabras te sanen.
    ¡Podés hacerlo!

  4. Bendiciones para el equipo,persona(s)que permiten que estas reflexiones llegen a personas como yo,en estos momentos mi desanimo es inmenso y no tengo con quien compartir todo lo que siento en mi vida espiritual, siento que cada vez me hundo mas y mas,oro y y oro pero llega un momento que no oro mas,leo la biblia pero al no entenderla me desanimo y no leo mas,me quedo con leer las reflexiones que me envian y me siento mas agobiada aun,a veces me pregunto sera que la salvación no es para mi?no se como salir de esto que siento.Gracias por sus reflexiones por enseñar como muere una oración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre