Guerra Espiritual – Áreas Que Necesitan Liberación 1

 

Algunas veces, nos encontramos con perso­nas que necesitan liberación en alguna área específica de su vida, como por ejemplo: el área mental. Para poder ministrarles efectivamente, hay que ir a todas las demás áreas y romper todo lo que el enemigo ha traído a esta persona. Existen ocho áreas en las cuales se debe ministrar liberación y sanidad interior. A continuación, vamos a estudiar cada una.

 

1. Problemas Mentales y Emocionales.

Éstas son perturbaciones que persisten en la mente y en las emociones. Algunas de las más comunes son: resentimiento, odio, ira, miedo, autocompasión, depresión, tormento mental, preocupación, celos, complejo de inferioridad e inseguridad, confusión y duda.

 

2. Problemas en el Área Sexual.

Estas opresiones vienen como resultado de prácticas sexuales fuera del matrimonio. Son pensamientos y actos sexuales sucios. Algunos ejemplos: fornicación, adulterio y desviacio­nes sexuales, tales como: homosexualismo, lesbianismo, bestialismo, exhibicionismo, sadismo, masoquismo, lujuria, masturbación, pornografía, prostitución, aborto, incesto, fantasías sexuales y otros.

 

3. Problemas en el Área del Ocultismo.

Todos los métodos para buscar conocimiento sobrenatural, sabiduría, guía y poder aparte de Dios están prohibidos por el Señor. Algunas prácticas del ocultismo son: brujería, hechicería, espiritismo, adivinación, quiromancia (lectura de las manos), cartomancia (lectura de las cartas), magia negra y magia blanca, sectas religio­sas (mormones, testigos de Jehová, entre otros), meditación trascendental, yoga, karate, santería, hipnotismo, tabla ouija, levitación, horóscopo y masonería.

 

4. Problemas de Adicciones.

Las adicciones más comunes son: la nicotina, el alcohol, las drogas, el sexo, la comida, el ejercicio compulsivo, las pastillas y cualquier otra droga. Hay personas que son esclavas a cualquiera de estas adicciones, y aunque quieren dejarlas no pueden, porque hay algo mayor que ellas que las controla.

 

5. Problemas de Enfermedades Físicas.

Hay muchas enfermedades físicas que se deben a espíritus de enfermedad. Cuando se expulsa un demonio de enfermedad, siempre debe orarse por la sanidad de cualquier daño que haya causado. Hay una relación muy estrecha entre la liberación y la sanidad. Han habido casos de personas enfermas de epilepsia, artritis, asma, sordera, ceguera y otras, que en el momento en que se expulsa el espíritu inmundo de enfermedad son sanadas instantáneamente (Lucas 13.11).

 

6. Problemas con la Lengua.

Esto es el uso incontrolado de la lengua, como el mentir, maldecir, blasfemar, criticar, calumniar y chismear.

 

7. Problemas de Formas de Control.

Estos problemas vienen como resultado que la persona ha comprometido su alma. El alma se compromete cuando se tiene contacto con religio­nes falsas, tales como: testigos de Jehová, mormones, budismo, taoísmo, islamismo, hinduismo, entre otras. También, por pactos con el enemigo y por manipulación de una persona a otra: padres a hijos, esposos a esposas o viceversa.

 

8. Problemas de Rechazo. “El síndrome del triple rechazo”.

Cuando una persona fue rechazada en su niñez, adolescencia o edad adulta, siempre se le debe ministrar liberación y sanidad interior en las tres áreas del rechazo: raíz de rechazo, rechazo a sí mismo y temor al rechazo.

 

Claves para Detectar si hay una Posible Influencia Demoníaca en una Persona.

A. Saber Quién está en Control.

¿Está la persona totalmente en control o se repite la frase de continuo: “yo he orado, confesado, clamado, ayunado y no puedo obtener la victoria sobre este pecado”? Cuando orar, clamar y ayunar no es suficiente, significa que hay una influencia demo­níaca sobre esa persona, y por lo tanto, por más que quiere, no puede controlar ese problema. Necesita ser liberada.

 

B. Un Sentimiento de total Falta de Esperanza sobre una Emoción o una Situación.

No solamente es una falta de esperanza, sino también resentimiento, odio y amargura; y aun cuando se confiesan, esos sentimientos no se van porque provienen de una influencia demoníaca.

 

C. Por Revelación Divina.

Cada vez que se está ministrando sanidad interior y liberación es nece­sario depender total y absolutamente del Espíritu Santo. Algunas veces, las personas se olvidan de cosas que es necesario que se traten para que sean libres; pero el Espíritu Santo nos guía y nos habla al respecto.

 

D. El valor de las Preguntas Específicas.

El cues­tionario que es usado por el ministerio de libera­ción es importante, valioso y realmente necesario que se haga completo (contestando todas las preguntas), porque éste nos ayuda a identificar cada problema.

 

E. Lenguaje del Cuerpo.

Los que ministran liberación a las personas tienen que estar atentos a las señales físicas que podrían indicar un problema con el aconsejado, que a lo mejor ni él ha visto, y que se lo niega a sí mismo o que ha olvidado mencio­narlo. Estas señales incluyen: no mirar a los ojos, nerviosismo, olor a alcohol, nicotina, inquietud, sueño.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Sanidad Interior y Liberación”

Por Guillermo Maldonado

Lee Áreas que Necesitan Liberación 2

2 Comentarios

  1. Este articulo es interesante y lo necesito para ministrarle a mi hjja que estudia y trabaja en Massac8hussts, somos Cartageneras de Colmbia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre