la-guerra-espiritual-desde-un-enfoque-correctoGuerra Espiritual – La Guerra Espiritual Desde un Enfoque Correcto 3

 

Continuemos.

Uno de los dominios más poderosos que rigen la tierra es la “Gran Ramera” de Apocalipsis, conocida también como “la reina del cielo”. Dice la Palabra que ésta “es la gran ciudad que gobierna sobre los reyes de la tierra”. ¿Y dónde está esta gran ciudad? ¿Abajo en la tierra o arriba en el segundo cielo?

La Palabra dice que está sobre muchas aguas, y que estas aguas son pueblos y naciones. ¿Esto es arriba o abajo? Dice, también, que está en el desierto. En Apocalipsis 17.3 dice: “Me llevó en el Espíritu al desierto y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia que tenía siete cabezas y diez cuernos”.

¿Juan subió al segundo cielo o la mujer estaba en la tierra? Nos habla de que todos los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los habitantes de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación (Apocalipsis 17.2). ¿Adónde fornicaron y bebieron el vino? ¿En el segundo cielo, o es acaso que la ciudad que gobierna todo el mundo se encuentra abajo en la tierra y no en un supuesto segundo cielo?

Si no tenemos autoridad en las regiones celestes, como dicen algunos, ¿cómo, entonces, dice Dios: “Dadle a ella, tal como ella os ha dado y pagadle el doble, según sus obras. En el cáliz que ella preparó bebida, preparadle el doble a ella. Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y de llanto?” (Apocalipsis 18.6-7).

¿Va a bajar del segundo cielo para que le demos tormento, o vamos a ir arriba? No se complique la existencia dilucidando algo que no tiene sentido. La verdad es que no hay un segundo cielo que está allá arriba, quién sabe dónde, desde donde operan unos terribles demonios inaccesibles, y un ámbito espiritual terrenal. El diablo gobierna desde un ámbito espiritual sin divisiones interme­dias. Un mundo invisible, que es al cual se refiere el apóstol Pablo cuando habla de regiones celestes o mundo espiritual.

La tesis que sostienen algunos predicadores y que creo que el diablo está usando para traer gran confusión es que Dios nos ha dado autoridad para echar fuera demonios en la tierra, pero que no tenemos ningún poder para pelear en las regiones celestes. Si esto fuera verdad, y hubiera realmente una línea divisoria entre la tierra y un segundo cielo, veamos lo que pasaría.

Definitivamente, todos podemos llegar al acuerdo de que el reino de las tinieblas está coordinado y coyunturado entre sí para poder subsistir. Entonces, imaginemos una potestad territorial desde el segundo cielo gobernando una región. Se siente intocable. Los cristianos no tienen poder contra ella, y está feliz trayendo todo el mal que quiere a través de sus ejércitos que envía a la tierra. Los cristianos se emocionan porque tienen autoridad sobre esos demonios, y los empiezan a atar y a echar fuera.

¿Usted realmente cree que esa potestad se va a quedar de brazos cruzados? De ninguna manera. Y eso ha sido el fracaso de tantas iglesias, que empiezan con éxito, y al cabo del tiempo, se vuelven nada. Son iglesias divididas, o destruidas por el pecado porque no tenían idea de cómo defenderse. Y la respuesta que algunos dan es: “De Dios es la guerra, que Él pelee por nosotros”. También del Señor es la salvación y no por eso decimos: “Tú, oh Dios, predícale a esos pueblos”. ¡Tan insensata es una cosa como la otra!

En algunas partes de la Escritura, se menciona que Satanás es echado de los cielos a la tierra. Esto no significa que fue arrojado del segundo cielo o regiones celestes y que ahora sólo tiene autoridad en la tierra, sino que ha sido despojado de sus derechos y de su posición en el reino de Dios.

Uno de estos pasajes es la caída de Luzbel, el querubín protector, narrada en Isaías 14 y Ezequiel 28.11-19. Éste es el momento que este arcángel, hasta entonces siervo entre las huestes de Dios, es desterrado de su posición celestial en el tercer cielo. Sabemos que esto sucedió antes de la creación de Adán y que las regiones celestes subsisten hasta ahora, y es desde donde gobierna el diablo.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Guerra de Alto Nivel”

Por Ana Mendez Ferrel

Lee La Guerra Espiritual Desde un Enfoque Correcto 4

Lee La Guerra Espiritual Desde un Enfoque Correcto 5

Lee La Guerra Espiritual Desde un Enfoque Correcto 6

Lee La Guerra Espiritual Desde un Enfoque Correcto 7

Lee La Guerra Espiritual Desde un Enfoque Correcto 8

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre