Maestros de Niños – Ayudas Para Entrar en el Mundo del Niño 5

 

Continuemos.

G. Fotografías que Ayudan.

Un maestro con dones muy especiales para la atención pastoral al niño descubrió que podría abrir una ventana a la vida del niño compartiendo fotografías de cuando él era niño de la misma edad.

Él había sido un niño gordo que sufrió las cargadas de sus compañeros y que, además, sufrió porque no era bueno para el deporte como los demás. Charlando un día con un niño que padecía cosas similares, le mostró una foto de su niñez y le compartió algunas cosas que para él habían sido difíciles en esa etapa de su vida.

El efecto sobre el niño fue sumamente positivo. Podía ver a su maestro como alguien que se identificaba con sus luchas, pero que había podido superarlas y llegar a servir a Dios como ahora lo hacía. Sin lugar a duda, una técnica como ésta está al alcance de todos y puede llegar a ser una herramienta útil para fortalecer la vida de un niño.

 

H. El Cofre.

Este método ayuda a abrir el entendimiento del niño sobre cosas profundas en su vida. El equipo de consejería al niño había estado trabajando con una niña que había sufrido abuso sexual de parte de un pariente unos cuatro años antes. Aunque el asunto se había descubierto, ella no podía hablar de lo ocurrido con nadie. El doloroso «secreto» estaba afectando mucho su conducta y la madre había pedido ayuda para ella. Después de trabajar un tiempo con la niña estableciendo una base de confianza, dos maestras decidieron probar una idea nueva.

Prepararon un cofre para joyas y lo decoraron como algo muy especial. Explicaron a la niña que el cofre representaba la vida de alguna persona, la parte exterior, que todo el mundo ve. Al abrir el cofre, en la parte superior, habían colocado diferentes elementos, como flores, tarjetas lindas, algún recuerdo de una fiesta, etc.

Hablaron con ella sobre el hecho de que en la vida interior las personas guardan experiencias y recuerdos lindos. Se pusieron de acuerdo con ella de que cada vida tiene cosas así de lindas. Debajo de ese estante los maestros habían colocado una bolsa de tela con la cáscara de una naranja podrida cubierta de moho y despidiendo un olor feo. Cuando la niña puso cara de asco al descubrir lo que contenía la bolsa, las maestras le explicaron que muchas vidas también esconden secretos feos.

Le preguntaron qué efecto tenía esa naranja podrida sobre el resto del contenido del cofre, y la niña respondió que el olor a podrido iba a impregnar todas las demás cosas. Con poca ayuda, ella comenzó a hablar de su «secreto feo» y la vergüenza que le hacía sentir. Al llegar a la verdad del abuso que había sufrido, las maestras pudieron empezar a aliviar su culpa y a ayudarla a llorar el dolor que había llevado sola por tanto tiempo.

Este método se debe utilizar con niños más grandes, ya que el simbolismo del cofre resulta comprensible para ellos. El niño pequeño se confunde con simbolismos de este tipo. El maestro encontrará sugerencias para el uso de este método en algunos capítulos que tratan de las crisis de los niños.

 

2. Las Historias.

La técnica de la historia es útil con casi todas las edades de niños. Las historias bíblicas, por supuesto, ofrecen excelentes posibilidades para examinar con el niño diferentes aspec­tos de la vida con Dios. Las historias de Jesús con los niños y con personas necesitadas también le traen consuelo y aliento al niño.

Pero las historias de vivencias actuales nos ofrecen una técnica de comunicación importante para con el niño. Para los niños cuyo sufrimiento es tan intenso que no encuentran palabras para expresarlo, un cuento provee un elemento indirecto y casi simbólico que les permite exteriorizar su dolor.

 

A. Historias Acerca de Diferentes Crisis.

Algunas de las crisis en la vida del niño tienen que ver con elementos como la enferme­dad, conflictos entre sus padres, problemas en el colegio, miedo frente al cambio como en el caso de una mudanza, problemas con sus pares y otros.

Los niños de hasta 8 años de edad pueden identificarse con facilidad con el cuento de un animalito al que le pasó algo similar a su problema. Los niños más grandes responden muy bien a las historias de la vida real, especialmente de incidentes que vivió el maestro en su niñez, porque crean un puente de identificación.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Más Que Maestros”

Por Betty S. de Constance

Lee Ayudas Para Entrar en el Mundo del Niño 6

Lee Ayudas Para Entrar en el Mundo del Niño 7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre