Amazing_CG_HD_Wallpapers_Pack_www.laba.ws_ 018Devocional – Dios Como Padre

 

Pasaje clave: Mateo 6:9.

 

La expresión Padre aplicada a Dios es un breve resumen de la fe cristiana, su gran valor está en que cambia o modifica todas nuestras relaciones en la  vida:

 

1°.  En Relación con el Mundo  Invisible.

Uno de los grandes desahogos que trae el cristianismo para el corazón y la mente de los paganos es que hay un solo Dios. Ellos creen en una infinidad de deidades diferentes, viven sumergidos en un mundo infectado de dioses y aún más, la mayoría de ellos son tacaños, celosos, iracundos y pervertidos.

Uno nunca sabe cuándo va a ser aceptado, se vive bajo el terror de los dioses. En realidad están asediados y no ayudados por su religión.

Cuando Jesús revela que Dios por sobre todo tiene corazón de Padre, produce una revolución y a la vez un gran consuelo para la humanidad.

 

2°. Afecta la Vida Terrenal.

En el mundo hay sufrimiento y muerte, pasamos por situaciones impensadas que nos desconciertan,  y muchas veces quebrantamos las leyes del universo, pero en el cielo tenemos a un Padre que hace que todo sea más soportable, porque Él es Amor.

Siempre nos ayudará creer que este mundo está organizado no para nuestra comodidad, sino para nuestro entrenamiento. Por ejemplo, el sufrimiento tiene su lugar en el orden de Dios, el dolor físico  nos sirve de alarma para decirnos que algo anda mal, y así evitamos la muerte, otras veces es una experiencia aleccionadora. Como el Creador es Padre, el universo se torna  amigable.

 

3°. Nuestra Relación con Nuestros Semejantes.

En la oración modelo dice “Padre nuestro”. Esto nos habla de familia, de sociabilidad y corporativismo, no aparecen las palabra “yo, mi, mío”. Jesús vino a quitarlas para poner en su lugar “nosotros”. Dios no es la posesión exclusiva de nadie, la misma palabra Padre implica la eliminación del yo.

 

4°. Con Nosotros Mismos.

A veces tendemos a odiarnos y despreciarnos a nosotros mismos pero el Padre nos devuelve nuestro respeto. Tal vez no le importemos a ninguna persona pero siempre somos de mucho valor para Dios.

 

5°. Un Nueva Actitud Hacia Dios

No se excluye su santidad y majestad, pero nos hace asequibles a esa santidad  y majestad (He.10:19-22).

Por W. Barclay

Enviado por Héctor Vitale

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre