Finanzas – Que No Se Pierda el Fruto de tu Trabajo

 

Pasaje clave: “Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo” (2 Juan 1.8).

Mirad por vosotros mismos: esto significa, no se dejen influenciar por los demás, no se “enganchen” en “la pálida” generalizada, ocúpense de desarrollar su propio criterio siendo este objetivo y responsable.

Muchos pierden el fruto de su trabajo por dejarse arrastrar por malas influencias en el ámbito laboral, en vez de concentrarse en crecer y progresar en lo que hacen.

Para no perder el fruto de nuestro trabajo y recibir galardón completo, lo que hagamos debe producir dos tipos de recompensas:

A. Una inmediata, la que se disfruta ahora, con la que podés vivir vos y tu familia, aprovechando para esto al máximo las oportunidades laborales que se te presentan y no desperdiciándolas por negligencia.

B. La segunda, una recompensa posterior, que se disfruta en la vejez, pudiendo vivir de forma holgada con todos los recursos necesarios para desarrollar tu vida en esa etapa.

Es triste ver gente que después de trabajar toda su vida, hoy no tiene jubilación, ahorros o alguna inversión para los años de su retiro y necesita seguir trabajando a los setenta años igual que cuando tenía treinta.

Si bien trabajar es bueno aun en la vejez, uno debe hacerlo conforme a la etapa de la vida en la que está y no de forma excesiva por estar necesitado de generar recursos para vivir.

Para los más jóvenes, comiencen a pensar en la vejez desde ahora, así podrán obtener el galardón completo por su trabajo, tanto el que se recibe en el tiempo actual como el que se recibirá en el futuro.

A la hora de trabajar no te olvides de hacerlo para recibir el galardón completo, porque esta es la mejor forma de aprovechar el esfuerzo que realizás cada día en la labor que desempeñás.

Yo bendigo tu vida para que puedas mirar por vos mismo y obtengas el galardón completo por tu trabajo. Así podrás crecer ahora y también disponer de recursos para tu vejez.

Por Daniel González

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre