Doctrina Bíblica – Cristo Murió Para Desatar el Poder de Dios en el Evangelio

 

Pasaje clave: 1º Corintios 1: 18, Romanos 1:16.

 

Evangelio quiere decir buenas noticias. Es noticia antes que teología.

Una noticia es el anuncio de que algo significativo ha sucedido.

Buenas noticias es el anuncio de que algo que ha ocurrido hará feliz al pueblo. El evangelio es la buena noticia, porque lo que anuncia puede hacer a las personas felices para siempre.

Lo que el evangelio reporta es la muerte y resurrección de Cristo.

El apóstol Pablo hace explícita la calidad noticiosa del evangelio: «Además os declaro, hermanos, el evangelio Cristo murió por nuestros pecados… fue sepultado… y apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún» (1º Corintios 15:1-7).

Lo fundamental del evangelio es que «Cristo murió por nuestros pecados… fue sepultado… resucitó… y apareció a más de quinientas personas». El hecho de que dice que muchos de estos testigos aún vivían demuestra cuán verídico es el evangelio. Quiere decir que sus lectores podrían conocer a algunos testigos y preguntarles. El evangelio es noticia sobre hechos. Y los hechos eran comprobables. Había testigos de la muerte, el entierro y de su vida ya resucitado.

Lo trágico de todo es que, para muchos, estas buenas nuevas parecen locuras. Pablo dijo, «La palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios» (1º Corintios 1:18). Este es el poder que Cristo murió para desatar.

«El evangelio… es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree» (Romanos 1:16).

¿Por qué no todos ven la muerte de Cristo como buena noticia?

Hay que verla como cierta y buena antes de que podamos creerla. La pregunta, pues, es: ¿Por qué algunos ven esto como cierto y bueno y otros no? Una respuesta la da 2º Corintios 4:4: «El dios de este siglo (Satanás) cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo». Además de eso, la naturaleza del hombre pecador en sí misma está muerta a la verdadera realidad espiritual. «El hombre natural no percibe las cosas del espíritu de Dios, porque para él son locura» (1º Corintios 2:14).

Si alguien va a ver el evangelio como cierto y bueno, la ceguera satánica y la muerte natural deben ser superadas por el poder de Dios. Por eso es que la Biblia dice que aun cuando el evangelio es locura para muchos, sin embargo, «para los llamados… Cristo es poder de Dios y sabiduría de Dios» (1º Corintios 1:24).

Ese «llamado » es el misericordioso acto de Dios para quitar la muerte natural y la ceguera satánica, de modo que veamos a Cristo como la verdad y el bien. Este acto de misericordia es en sí mismo un regalo de Cristo comprado con sangre. Mírelo a Él y ore que Dios pueda capacitarlo para que vea y abrace el evangelio de Cristo.

Extracto del libro “La Pasión de Jesucristo”

Por John Piper

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre