1. ¿Qué está mal?

Esa técnica de enseñanza nació en casa, el día menos esperado por nuestros hijos: La lectura de historias bíblicas. Aunque teníamos una colección bastante grande de historias infantiles, no demoró mucho tiempo para que nuestros hijos memorizaran el texto de cada una al derecho y al revés. Entonces, para que la lectura no se volviera rutinaria, comenzamos a remplazar algunos detalles o nombres en la historia por otras, equivocadas. ¡Cómo despertó la atención de los niños! Se quedaron atentos para descubrir cómo y cuándo papi se equivocaba en la historia. Y los detalles del texto fueron grabados mejor aún.

Use esa técnica con clases de niños cuando usted desconfíe que la historia de la lección sea tan bien conocida que casi se volvió aburrida. Úsela también para despertar aún más el interés en los detalles de la historia que a veces no notamos. 

  1. Títeres

Títeres, sean estos comerciales o hechos en casa, captan el interés y transmiten lecciones de forma agradable. A pesar de que su uso principal sea con niños, el maestro de adultos no debe desechar esa técnica didáctica con su clase.

Un grupo de alumnos o de invitados puede ser convocado para presentar una pequeña pieza que introduzca o transmita la lección del día. Los títeres simples también pueden ser hechos en la clase y la lección dramatizada por voluntarios como forma de recapitulación de la materia.

También existen videos con piezas bíblicas para títeres. Cerciórese de lo que hay en su librería evangélica.

  1. Interpretar el papel

En esta actividad los alumnos tendrán la oportunidad de explorar sentimientos y actitudes involucradas en una historia y también luchar con la vida real al intentar resolver un problema o dilema. El maestro debe preparar el auditorio para que todos entiendan la situación o contexto histórico de una historia bíblica. Después, escoge 2 o 3 “actores” que, sin ensayo, harán el papel de los varios personajes involucrados en aquella escena. (Puede darles algunos minutos a ellos para que se prepararen y se pongan de acuerdo en algunos detalles simples entre sí. El maestro necesita cerciorarse que cada uno entiende exactamente cuál es el papel que debe desempeñar en el mini drama). Los actores deben “interpretar el papel”, asumiendo la personalidad, sintiendo las emociones, dramatizando las reacciones de las personas involucradas. “Interpretar el papel” le facilita mucho a la clase el vivir los eventos de la historia.

El mini drama debe continuar por 1 a 5 minutos. El maestro debe interrumpirlo cuando el punto principal ya fue hecho y las emociones aún continúan fuertes. No debe esperar demasiado después del clímax de la presentación para hacer el puente para la clase.

Al terminar, debe haber una discusión con la clase sobre lo que fue descubierto, las emociones sentidas, y las lecciones aprendidas. Puede entrevistar a los propios actores, preguntando qué sintieron y por qué actuaron de esa manera.

Ejemplos de situaciones propias para “interpretar el papel”:

  • María explicando a sus padres que estaba embarazada
  • El hijo pródigo con su papá y hermano mayor un día después de la fiesta
  • Zaqueo explicando a sus familiares por qué está devolviendo su dinero a los pobres
  • Un joven intentando compartir el evangelio con sus compañeros en el equipo de fútbol
  • Un empleado cuyo jefe le pidió que mintiera por teléfono 
  1. Transmisión vía radio (TV)

Exige más preparación, pero los resultados de esa dramatización valen la pena. El propio maestro puede preparar un manuscrito, o desafiar a algunos alumnos a investigar y escribir un reportaje. La transmisión puede ser en vivo, grabada en vídeo o leída como si fuera el noticiero de la noche.

El reportaje puede incluir:

  • declaraciones de testigos de acontecimientos bíblicos
  • entrevistas con personajes bíblicos
  • noticias que coincidan con historias bíblicas (dando informaciones importantes del contexto histórico, contexto cultural, etc.)
  • elementos humorísticos (deportes, previsión del tiempo, etc.)

Algunos ejemplos de historias bíblicas apropiadas para una “transmisión vía radio”:

  • Noé construyendo el arca
  • Josué y los israelitas en marcha extraña alrededor de Jericó
  • Jonás llegando a Nínive
  • El Rey David al ser expulsado de la capital por el propio hijo
  • La entrada triunfal de Jesús en Jerusalén 
  1. Símbolos

La esencia de la creatividad involucra asociaciones nuevas y la concretización de conceptos abstractos. Los símbolos visibles y manuales tienen gran poder para alcanzar esos dos objetivos, un hecho reconocido ya hace mucho tiempo por quienes sirven a personas con deficiencia auditiva.

Hemos sacado provecho de ese poder de símbolos en el salón de clase e inclusive en discursos y predicaciones. Por ejemplo, creamos símbolos para representar la idea principal de cada libro de la Biblia (vea el Apéndice 2).

También usamos símbolos para designar períodos de historia y panorama geográfico. Los símbolos también nos servirán para designar los puntos principales de un sermón o una clase. Basta un poco de creatividad para hacer lo abstracto algo concreto, y de esta manera memorable y que se memorice. 

  1. “Peregrinando …”

Puede exigir más creatividad y preparación, pero “Peregrinando” grabará para siempre el contenido de una clase en la que la geografía tiene un papel significativo. El maestro necesita primero fijar bien en su propia mente un mapa de acontecimientos bíblicos, lugares y distancia relativa entre ellos. Debe diseñar todo en una hoja de papel.

Segundo, necesita juntar objetos que representen la topografía y/o los eventos y personajes de la historia. Estos deben ser montados en la clase o, de preferencia, en un espacio más grande, como un patio, gimnasio o al aire libre. Cuando el grupo se congrega, el maestro cuenta la historia con referencia a ese mapa “3D”, andando entre los lugares y mostrando lo que sucedió y dónde.

Después de pasar 2 o 3 veces por la historia de esa manera, el maestro debe elegir algún alumno para que haga lo mismo, repitiendo la experiencia hasta que todos se hayan grabado los detalles.

Hemos usado esa técnica en la materia de Panorama Bíblico para relacionar geografía, personajes y eventos principales del Antiguo y del Nuevo Testamento. Pero también puede usarse para contar la vida de Cristo, los viajes de Pablo, el Éxodo, el cautiverio babilónico, la historia de la reforma de la iglesia, y mucho más.

 Extracto del libro “101 Ideas Creativas para Maestros”

Por David Merkh y Paulo França

1 Comentario

  1. que bendicion desde hace mucho tiempo ando buscando la forma de elaborar mejor la clase y creo que esta es la respuesta a mis oraciones.
    tambien necesito marerial para clases de cuna para desarrollarlo durante el año. Me pueden ayudar con esto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre