La inercia es el mejor amigo de un líder

EJEMPLO: SALOMON

TEXTO: 1 REYES 3:6-14, 4:20-34

Aunque Salomón poseía tanto grandes riquezas como sabiduría al comenzar su monarquía, su mejor amigo fue el impulso que su padre le había dejado durante su reinado. En cuarenta años como rey, David había creado un gran impulso para su hijo. Israel se había hecho conocer como una gran fuerza militar; ellos tenían el respeto de otros reyes; el pueblo había visto un rey que amaba a Dios y que amaba la justicia; él ya había reunido la madera para construir el templo; y tenía suficientes fondos para Salomón en su nuevo gobierno. Este impulso hizo que la reina de Saba visitara a Salomón en los primeros años de su monarquía. Salomón aprovechó esto al máximo al principio, y pidió a Dios sabiduría para continuar dirigiendo al pueblo con discreción y mantener el impulso. Por varios años lo hizo. Sin embargo, el “Gran impulso” debe ser alimentado y mantenido. Para el final de su reinado, Salomón se distrajo y lo perdió y el reino hebreo fue dividido.

OBSERVACIONES SOBRE ESTA LEY …

¿POR QUE SALOMON EXPERIMENTO EL IMPULSO?

  1. Porque David había sido exitoso antes que él.

“Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David” (1 Samuel 16:13).

  1. Porque David le había dejado los recursos y el consejo que necesitaba para ganar.

“Llegaron los días en que David había de morir, y ordenó a Salomón su hijo, diciendo: Yo sigo el camino de todos en la tierra; esfuérzate, y sé hombre. Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas” (1 Reyes 2:1-3).

  1. David lo había preparado para victorias tempranas (ej. la construcción del templo).

“Hiram rey de Tiro envió también sus siervos a Salomón, luego que oyó que lo habían ungido por rey en lugar de su padre; porque Hiram siempre había amado a David. Entonces Salomón envió a decir a Hiram: Tú sabes que mi padre David no pudo edificar casa al nombre de Jehová su Dios, por las guerras que le rodearon, hasta que Jehová puso sus enemigos bajo las plantas de sus pies. Ahora Jehová mi Dios me ha dado paz por todas partes; pues ni hay adversarios, ni mal que temer. Yo, por tanto, he determinado ahora edificar casa al nombre de Jehová … Y envió Hiram a decir a Salomón: He oído lo que me mandaste a decir; yo haré lo que te plazca acerca de la madera de cedro y la madera de ciprés …” (1 Reyes 5:1-8)

  1. Porque David le había bendecido y apoyado publicamente.

“Y el rey les dijo: Tomad con vosotros los siervos de vuestro señor, y montad a Salomón mi hijo en mi mula, y llevadlo a Gihón; y allí lo ungirán el sacerdote Sadoc y el profeta Natán como rey sobre Israel, y tocaréis trompeta diciendo: ¡Viva el rey Salomón!” (1 Reyes 1:33, 34)

  1. Porque por sobre todas las cosas Salomón mismo había pedido humildemente sabiduría para liderar.

“Y Salomón dijo: Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir. Y tu siervo está en medio de tu pueblo al cual tú escogiste; un pueblo grande, que no se puede contar ni numerar por su multitud … Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque, ¿Quién podrá gobernar éste tu pueblo tan grande? Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto” (1 Reyes 3:6-10).

  1. Porque Salomón tomó algunas decisiones sabias al principio que le ganaron credibilidad.            

“Y todo Israel oyó aquel juicio que había dado el rey; y temieron al rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar” (1 Reyes 3:28).

“Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar. Era mayor la sabiduría de Salomón que la de todos los orientales, y que toda la sabiduría de los egipcios” (1 Reyes 4:29, 30).

  1. Porque Salomón aprovechó al máximo la posición que tenía con otros líderes nacionales.

“Porque él señoreaba en toda la región al oeste del Eufrates, desde Tifsa hasta Gaza, sobre todos los reyes al oeste del Eufrates; y tuvo paz por todos lados alrededor … Y estos gobernadores mantenían al rey Salomón, y a todos los que a la mesa del rey Salomón venían, cada uno un mes, y hacían que nada faltase … Y para oír la sabiduría de Salomón venían de todos los pueblos y de todos los reyes de la tierra, donde había llegado la fama de su sabiduría” (1 Reyes 4:24-34).

  1. Porque desde temprano Salomón se rodeó de asociados sabios.

“Tenía Salomón doce gobernadores sobre todo Israel, los cuales mantenían al rey y a su casa. Cada uno de ellos estaba obligado a abastecerlo por un mes en el año” (1 Reyes 4:7).

LA LEY EN LAS ESCRITURAS …

“Porque al que tiene, se le dará; y al que no tiene, aún lo que tiene se le quitará” (Marcos 4:25).

“Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor” (Mateo 25:21).

VIVIENDO LA LEY…

   Impulso es el gran exagerador!

   El Impulso hacer que los líderes se vean mucho mejor de lo que son.

   El Impulso hace que los discípulos se desempeñen mejor de lo que son.

   El No Impulso hace que los líderes se vean peor de lo que son.

   El No Impulso hacer que los discípulos se desempeñen peor de lo que son.

Cómo Aumentar el Impulso:

  1. Entender su valor.
  2. Investigar cuales son los factores que más motivan en mi organización.
  3. Quitar las factores que no motivan dentro de la organización.
  4. Calendarizar tiempos de dirección y celebración.
  5. Reconocer y honrar a la gente que mueve a la iglesia a ir hacia delante.
  6. Practica liderazgo de carácter.

“NO TE ATREVAS A MANIPULAR”

AUTO EVALUACIÓN:

  1. ¿Cuándo fue la ultima vez que en mi iglesia experimentamos ese impulso? ¿Por qué lo tuvimos?
  2. ¿Qué he hecho yo en mi liderazgo que ha fomentado el impulso en la iglesia? ¿Existen patrones de liderazgo a los que la gente responda?
  3. ¿Soy sensible para percibir cuando no tenemos el impulso, y soy capaz de discernir por qué no lo tenemos?
  4. ¿Qué debo de hacer ahora para cooperar con el Espíritu Santo para poder crear el impulso?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre