Hombres Cristianos – Principios Para Encontrar Tu Propósito 2

 

Continuemos.

4. Donde no se Conoce el Propósito, el Abuso es Inevitable.

Supongamos que yo soy Henry T. Ford. Voy a ponerle un motor a un carruaje, y voy a producir un producto que se va a llamar motocarro. Yo ya conozco el propósito aun antes de comenzar a fabricar este vehículo. Va a permitir que la gente tenga más movilidad en la tierra. Ahora, supongamos que tú decides pensar, «Yo quiero usar este motocarro como si fuera una lancha», y entonces, tú lo lanzas desde un precipicio hacia el agua. ¿Qué va a suceder? Muy probablemente, tú te vas a ahogar, y el carro va a terminar arruinado. ¿Por qué? Porque el carro fue fabricado para cumplir con un propósito específico, y si tú no lo usas de acuerdo a ese propósito, lo más probable es que tú te vas a dañar durante este proceso.

Necesitamos dejar de lanzarnos desde los precipicios de la vida y llegar a cumplir nuestro propósito como seres humanos.

Nos juzgamos a nosotros mismos por medio de recibir las consecuencias de haber  participado en prácticas destructoras, basadas en nuestra determinación de vivir de acuerdo a nuestro propio conocimiento, en lugar de vivir de acuerdo al conocimiento de Dios. Por consecuencia, somos víctimas de nuestras propias decisiones y no del juicio de Dios.

Estos ejemplos demuestran que si tú no conoces el propósito de alguna cosa, tú lo vas a mal usar o a abusar de alguna manera. Esta es la razón por la cual podemos estar sinceramente equivocados muchas veces. También es posible estar fielmente equivocados en otras ocasiones. Y es posible estar seriamente equivocados también. Tú eres serio en lo que haces, pero estás equivocado, debido a que tú no conoces el propósito de aquella cosa en la cual te involucraste. Este principio es aplicable y es verdadero para todas las cosas, incluyendo también a las personas.

¿Qué tantas personas se meten en el matrimonio de forma muy seria? La mayoría de la gente lo hace. Ellos van a la iglesia, se paran enfrente del altar, y le dicen a la persona amada, «Te voy a amar hasta que la muerte nos separe». Ellos lo hacen de forma muy seria. Pero, de repente, «se mueren» en los siguientes tres meses. Por lo menos, lo que se muere es el amor que tenían. Entonces, su familia y sus amigos tratan de figurarse qué fue lo que sucedió. Su matrimonio falló debido a que ellos no entendían el propósito del matrimonio, ni el propósito de la pareja, ni el propósito de la familia. Y es debido a que no entendieron todas estas cosas, que acabaron abusando de su unión.

La gente abusa de las cosas sólo porque ellos no entienden sus propósitos o porque ellos ignoraron esos propósitos. Cuando los hombres y las mujeres no conocen las intenciones de Dios, ellos acaban abusando unos de los otros, aun si no lo hacen intencionadamente.

Si los hombres van a llegar a resolver su crisis actual de identidad y a llevar a cabo su propósito como hombres, como maridos y como padres, ellos necesitan redescubrir el plan de Dios para ellos. De otra manera, ellos van a lastimar a todos aquellos que los rodean, aun de forma no intencional.

5. Para Descubrir el Propósito, Nunca se lo Preguntes a la Creación; Pregúntale al Creador.

Si tú quieres descubrir el propósito de alguna cosa, no se lo preguntes a la cosa. ¿Por qué? No se planeó, no se diseñó, ni se construyó a sí misma. Solo el fabricante sabe el porqué y el cómo de su producto; nadie más lo conoce verdaderamente.

Por lo tanto, si tú vas a usar algo, la primera pregunta que tú necesitas hacer es, «¿Quién hizo esto?» Si tú compras cierto tipo de guitarra, tú necesitas consultar con el fabricante que hizo esa guitarra en particular. Esta es la razón por la cual la compañía incluye un instructivo con la guitarra. Tú no la usas para remar una lancha. Tú no la usas para jugar béisbol. En otras palabras, el fabricante te incluyó ese manual o instructivo para protegerte de que no abusaras del producto y para que tú pudieras disfrutarlo plenamente.

El punto es este: Para poder entender cómo funcionamos como seres humanos—como hombres y como mujeres— necesitamos acudir al manual que nos ha sido proporcionado por el Fabricante y Diseñador que nos creó: la Biblia. Dios sabía exactamente lo que Él quería cuando pensó en el hombre.

Esto significa que Él es el Único que conoce cómo es que la humanidad debe funcionar. Si tú tienes alguna pregunta de por qué es que tú estás aquí, tú deberías consultar el Manual del Fabricante.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder del Hombre”

Por Myles Munroe

Lee Principios Para Encontrar Tu Propósito 3

Lee Principios Para Encontrar Tu Propósito 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre