Matrimonios Cristianos – Creencias Acerca del Amor 7

 

Continuemos.

8. Creo que si una pareja está verdaderamente enamorada perma­necerá en esa condición el resto de su vida.

El amor, aun el verdadero, es cosa frágil. Y debe ser alimentado y estar bien protegido para que pueda sobrevivir a toda la contaminación que le rodea.

Cuando un hombre se dedica a trabajar los siete días de la semana está poniendo en peligro al amor.

Cuando no hay tiempo para brindarse mimos mutuos y mucho menos para disfrutar alguna forma de roman­ticismo, el amor está en peligro.

Y si los esposos se olvidan de dialogar entre sí, de sus respectivos deseos y necesidades, por el vertiginoso ritmo de vida que se lleva, también el amor puede enfermarse y morir.

Cuando se introduce este apresu­ramiento y este afán de trabajo para elevar nuestras condicio­nes de vida se resiente la relación como experimenté yo mismo en mis primeros tiempos de matrimonio con Shirley.

Estaba trabajando mucho y tratando de terminar mis estudios para el doctorado en la Universidad de California, mientras mi esposa trabajaba también como maestra de escuela, y además atendía nuestro pequeño hogar. Recuerdo con mucha claridad la tarde en que comprendí como ese vertiginoso ritmo de vida que nos envolvía a los dos, estaba bloqueando nuestra rela­ción como pareja.

Nos amábamos el uno al otro, sin duda alguna, pero nos encontrábamos en la frontera de perder nuestra intimidad y la ternura de nuestro compromiso por la falta de tiempo para mantenerlas. Entonces una noche sali­mos a pasear juntos, dejando a un lado todos los libros de textos. El semestre siguiente yo debía cumplir un programa de estudios extremadamente cargado, pero decidí priorizar mi vida familiar y mi amor por Shirley a alcanzar mis metas académicas.

¿En su escala de valores qué lugar ocupa su matrimonio?

¿Elimina usted lo superficial y transitorio de su plan de activi­dades, o son cosas de tanto valor para usted que justifica que se mantengan en su vida?

Es posible que ellas solas desaparez­can si usted decide ponerlas a un lado.

 

9. Considero que los noviazgos cortos son más efectivos que los largos.

La respuesta de esta pregunta está implícita en el tema que mencionamos anteriormente sobre la pasión. Los noviazgos cortos llevan en sí mismos decisiones repentinas que se toman para compromisos que deberán ser cumplidos el resto de la vida. Y esto puede traer problemas delicados posteriormente.

 

10. Creo que el amor genuino es más factible de ser experimentado por los adolescentes que por los adultos.

Si este punto fuera verdadero, hallaríamos que es dema­siado difícil explicar entonces por qué cincuenta por cierto de los matrimonios entre jovencitos fracasa antes de cumplir los cinco años. Todo lo contrario ocurre en la clase de amor que estoy describiendo como generoso, responsable y altamente comprometido, el cual requiere una gran dosis de madurez para su realización.

El amor juvenil es muy excitante y ayuda a nuestro crecimiento sicológico, pero excepcionalmente logra alcanzar el nivel de una relación profunda, de la cual pueda surgir un matrimonio con éxito.

Extracto del libro “Lo Que Las Esposas Desean Que los Maridos Sepan Sobre las Mujeres”

Por James Dobson

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre