Hombres Cristianos – El Futuro de tu Esposa 1

 

Yo solía estar al tanto de la bolsa de valores para ver cuáles compañías estaban prosperando y cuáles no. «Mira eso», me decía a mí misma. «Si hubiera comprado acciones en esta compa­ñía, ahora tendría muchísimo dinero». Era bastante diestra selec­cionando compañías en las cuales invertir, pero como nunca inver­tía ni un solo centavo, nunca ganaba dinero. Solo comencé a recibir buenos dividendos, cuando decidí aprender cómo invertir algo.

Lo mismo sucede con nuestro futuro. Cuando hacemos inver­siones con sabiduría, recibimos grandes dividendos. Sin embargo, a diferencia de la bolsa de valores, aunque no invertimos nada sí po­demos tener pérdidas. Y tales pérdidas podrían ser devastadoras.

Orar es la manera más provechosa de invertir en el futuro. De esta manera nunca pierdes. Dios promete que nos dará un futuro y una buena razón para albergar esperanzas, pero tenemos que orar al respecto (Jeremías 29:11). Tus oraciones por el futuro de tu esposa son una inversión que garantiza una cosecha de beneficios por el resto de sus vidas como pareja.

Las mujeres podemos desarrollar grandes temores sobre el futuro. Y probablemente se debe a que en muchas ocasiones nos sentimos demasiado vulnerables. Los temores más comunes de una mujer sobre el futuro tienen que ver con la pérdida de un hijo, enfermarse gravemente o quedar incapacitada, perder a su esposo, estar sola, no poder defenderse en contra de un agresor, carecer de todo propósito o relevancia, no ser atractiva, no poder mantenerse a sí misma o no ser necesaria. Si sus temores llegan hasta el punto de temer que no tiene un futuro que valga la pena, podría comenzar a sentirse confundida, abrumada y desesperada.

Solo la verdad de lo que Dios dice respecto a quién es ella, y por qué está aquí, podrá librarla de tal condición. Dios dice que tu esposa es su hija (Juan 1:12) y que ella nunca estará sola (Mateo 28:20) ni desamparada (Hebreos 13:5). Ella siempre será amada (Juan 15:9), y vivirá una vida victoriosa (Ro­manos 8:37). Y todo lo que suceda en su vida obrará para bien (Ro­manos 8:28). Ora para que tu esposa crea que todo lo que Dios dice sobre su futuro es cierto.

 

Cuando tu Esposa Está en el Ministerio.

Tener una esposa en el ministerio es algo que requiere mucha ora­ción de tu parte. Esto significa que si tu esposa está sirviendo al Se­ñor por medio de la enseñanza, impacta, o de alguna manera ha­bla a la vida y los corazones de la gente necesitada, es crucial que ella esté cubierta por tus oraciones. Ya sea que esté cantando frente a miles de personas, enseñando la Palabra a cinco niños durante la Escuela Dominical o esté en la esquina hablando sobre el Señor con el anciano vecino, ella necesita de tus oraciones. Ya sea que todo el mundo a lo largo del país la conozca, o que su ministerio sea con una sola persona a la vez, y tú seas la única persona que sabe el verdadero alcance de lo que está haciendo para el Reino de Dios, ella necesita de tus oraciones. Sin estas, será blanco fácil de un enemigo que desea destruirla Mientras más poderosamente el Señor la esté usando, mayores serán los planes de Satanás para destruirla. Nunca subestimes la importancia de tus oraciones a favor de tu es­posa. Dios ¡as escuchará y salvarán su vida y asegurarán su futuro.

Si tú estás en el ministerio, tu esposa podría ser blanco del ene­migo solo por estar a tu lado ayudándote a desempeñar la obra a la que Dios te llamó. El diablo intentará destruirte a ti, destruyén­dola a ella. Muéstrame un hombre casado que esté desempeñan­do la obra de Dios con poder, y te mostraré una esposa que proba­blemente ha sido atacada por el enemigo de alguna manera. Si tú y tu esposa trabajan juntos en el ministerio, eso representa una amenaza mucho mayor de lo que el mundo de las tinieblas está dispuesto a tolerar. El enemigo hará uso de todos sus recursos con tal de destruirlos a ambos. Estén preparados orando diariamente el uno por el otro, y pidiendo a otros creyentes fuertes que tam­bién oren por ustedes.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “El Poder del Esposo que Ora”

Por Stormie Omartian

Lee El Futuro de tu Esposa 2

Lee El Futuro de tu Esposa 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre