La Doctrina de los Ángeles – Introducción a la Angelología 5

 

Continuemos.

Aunque su servicio o su dignidad pueden variar, no hay implicación alguna en la Biblia de que algunos de los ángeles son más inteligentes que otros. Se declara que los ángeles tienen todo el elemento de personalidad. Son seres individuales, y aunque son espíritus, pueden experimentar las emociones; rinden culto inteligente (Sal. 148:2); contemplan la faz del Padre con debida comprensión (Mt.18:10); saben sus limitaciones (Mt.24:36), su inferioridad al Hijo de Dios (He.1:4-14); y, en el caso de los ángeles caídos conocen su habilidad para el mal. Los ángeles son individuos y aunque se aparecen en su capacidad individual, con todo están sujetos a distintas clasificaciones y varios rangos de importancia.

 

5. La Creación y el Modo de Existencia de los Ángeles.

Basándonos en Colosenses 1:16-17 se puede presumir que todos los ángeles fueron creados simultáneamente. De la misma manera, se presume que la creación de los ángeles se completó en aquel tiempo y que ninguno será añadido a ese número. No están sujetos a la muerte u otra forma final de existencia; por lo consiguiente tampoco su número disminuye. Parece que el plan divino para la propagación de la raza humana no tiene contraparte en el orden angélico.

Cada ángel, por ser una creación directa de Dios, tiene una relación personal e inmediata con el Creador. El Señor Jesucristo dijo con respecto a ciertos individuos de la familia humana cuando aparezcan en el mundo de los resucitados que «en la resurrección ni se casarán, ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo» (Mt.22:28-30). Por lo tanto se concluye que no hay ni aumento ni disminución entre estos seres celestiales.

La existencia de los ángeles se da por sentado en las Escrituras, y éstas son la única fuente de información digna de confianza acerca de estos seres, a los cuales, aparte de sus apariciones sobrenaturales, no son accesibles a la esfera del conocimiento humano. Como el hombre es la suprema creación en las esferas terrenales, así los ángeles lo son en las esferas más altas descritas en Colosenses 1:16-17, en donde está escrito: «Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten».

Como los ángeles, juntamente con otros seres morales, fueron creados por Cristo y para Cristo, así ellos permanecerán siempre para la alabanza de Su gloria. Aunque es la verdad que algunos de la raza humana y ciertos ángeles no adoran a Dios, la mayor parte de los ángeles están delante de Su trono en adoración incesante. Es asunto de mayor importancia en los consejos divinos que ciertas criaturas caídas en pecado niegan el añadir su nota de alabanza a Él, quien merece todo honor. Este repudio no podría existir para siempre.

Es agradable leer que Cristo, en Su reino, no permitirá ningún otro dominio ni autoridad, y que, al final de esta dispensación, Él, mediante el ministerio de los ángeles recogerá de las esferas humanas todo lo que ofende. En cuanto a la disposición relativa a la enemistad en las esferas más altas, se dice: «Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte» (1º Co.15:25-26), mientras tocante a la disposición de sus enemigos en las esferas más bajas nos dice lo siguiente: «Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga» (Mt.13:41-43).

Comparada a la existencia humana y animal, la de los ángeles se puede denominar incorpórea, pero sólo en el sentido de que no tienen un organismo mortal. Hay la implicación bíblica de que los ángeles sí tienen cuerpo en alguna forma. Dios es Espíritu, pero cuando Cristo se dirigió a los judíos, hablando del Padre, dijo: «Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto» (Jn.5:37; Ex.33:23; Ez.1:1-28; Sal.104:2).

Es esencial para un espíritu que tenga forma localizada, determinada y espiritual. Muchas veces se confunde el problema al imponer sobre los seres espirituales las limitaciones que corresponden a la humanidad. Para los santos en el cielo se les promete «un cuerpo espiritual», un cuerpo adaptado al espíritu del hombre (1 Co.15:44). Ese mismo es el tipo de cuerpo de nuestro Señor glorificado (Fíl.3:21).

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Teología Sistemática. Volumen 2”

Por Lewis S. Chafer

(Fundador y 1º Presidente del Seminario Teológico en Dallas, Texas. USA)

Lee Introducción a la Angelología 6

Lee Introducción a la Angelología 7

Lee Introducción a la Angelología 8

2 Comentarios

  1. estube leeyendo esta mana salmos 103 y menciona en los versos 20al 22 el ministerio de los angeles asi que decidi buscar en google algun estudio sobre angeologia y encontre su pagina y el estudio ha sido una bendicion y todos los textos biblicos que encontre donde unos puede estudiar y aprendermas gracias por esta ayuda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre