Matrimonios Cristianos – Matrimonios Inteligentes 3

 

Continuemos.

4. Un Matrimonio Inteligente Aumenta su Cuenta Bancaria Emocional.

La cuenta emocional se aumenta sembrando semillas. La semilla siempre es pequeña. Las parejas cuando están en crisis dicen: «Si fuésemos al Caribe», «Un viaje nos vendría bien», y no es eso sino las pequeñas actitudes, los pequeños gestos, los que hacen que un matrimonio siembre en el otro y deposite sus emociones positivas.

Hay parejas que viven diciendo: «Qué él/ella cambie», pero nunca depositaron nada. ¿Qué sembraste en tu esposa o esposo? ¿Qué depósito hiciste? ¿Qué pequeña semilla? Una cartita, una cena para los amigos, practicar algún deporte, jugar a las cartas, dejarle ver su programa favorito, poner una silla. Gestos que son semillas, pequeños gestos de amor.

Los matrimonios que siembran humor presentan un 67 % menos de conflictos que las parejas serias; nueve de cada diez parejas felices relacionaron su felicidad con sembrar el humor diario. Parejas felices que estuvieron casadas por más de treinta años dijeron que la amistad y el humor eran uno de los factores del éxito.

 

5. Un Matrimonio Inteligente se Compone de Dos Detectives.

Debes ser detective de tu propia vida. La gente inteligente antes de hacer un planteo al otro, primero investiga su interior para ver por qué piensa de determinada manera y por qué actúa como lo hace.

Si un celoso, en vez de decir «no te vistas así», «cuidado con el que está detrás tuyo», «no hables con ese otro», se investigara y preguntara: ¿Por qué tengo tanto celos? ¿Tendrá que ver conmigo? ¿Será producto de mi inseguridad? ¿Tendrá que ver con la infidelidad de mi papá a mi mamá, y me quedó miedo de que me ocurriera lo mismo? Ese es alguien inteligente.

Una persona que desea controlar debe autoanalizarse: «¿Por qué soy autoritaria?, ¿Por qué grito? ¿Será que mi mamá siempre que cedía y mi papá le pegaba por eso tengo miedo? En vez de buscar culpa en el otro que hace lo que te molesta, la persona inteligente mira hacia adentro.

Por ejemplo, Lot estaba en su casa y hospedó a unos ángeles, vinieron los hombres de Sodoma y querían violar a los ángeles, Lot les dijo: No los toquen, les doy a mis hijas que son vírgenes. Y cuando escaparon de Sodoma, las dos hijas estaban con el padre en la cueva y se dijeron: » emborrachemos a nuestro padre para que nos embarace» (y Lot creía que eran vírgenes).

Mucha gente no se mira internamente. Debes investigar ese celo, la falta de deseos sexuales, el apego, la inseguridad, el mal carácter, el autoritarismo, la seducción, la necesidad de controlar. La gente inteligente no le pide al otro que cambie sino que se investiga así mismo porque quiere crecer.

Nosotros hablamos estos temas para mirarnos para adentro, no hablamos psicología sino de problemas humanos motivando a las personas para que, con cada palabra, mire hacia adentro para superarse.

 

6. Un Matrimonio Inteligente Hace de Jesús el Centro de su Vida.

Invitan a Jesús a su matrimonio. En la historia de Juan 2, una pareja se estaba casando e invitaron a Jesús a la fiesta. Las fiestas en la antigüedad duraban siete días, Jesús llegó al tercer día de comenzada, estaban en medio de la celebración y se quedaron sin vino. María, la madre de Jesús, le dijo: «¿Qué haremos, se acabó el vino? Y Jesús la detuvo: «Tranquila, aún no ha llegado mi hora »

Hasta ese momento Jesús no había hecho ningún milagro, pero ese día, en una fiesta, hizo su primer milagro y la gloria de Jesús fue manifestada, fue en una casa y en medio de la fiesta. Su primer milagro fue convertir el agua en vino, pidió seis tinajas de agua que transformó en vino.

El vino es una necesidad secundaria y no hubiera habido problemas si el dueño de la fiesta decía “se terminó el vino”. ¿Por qué el primer milagro de Jesús no fue dar vista a un ciego, levantar a un paralítico o dar de comer a los pobres? El vino fue un mimo de Dios.

Dios te va a mimar, te dará lo que no es necesario, lo secundario, para que disfrutes; te mimará en las finanzas, en tu familia, porque El da más abundantemente de lo que le pedimos, ese más es un plus, un extra, un mimo.

(CONTINÚA…)

Por Bernardo Stamateas

Lee Matrimonios Inteligentes 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre