Sectas – Cómo Ser Libres de la Masonería 2

 

Continuemos.

Grado 1. «Aprendiz».

Yo renuncio a los pactos del primer grado. A la declaración de estar en tinieblas y que la única luz proviene de la Masonería.

Renuncio al lazo alrededor del cuello y a las maldiciones sobre mi garganta y mi lengua. Al miedo a quedar atrapado, a la claustrofobia, a los espíritus que producen asma, fiebre de Heno, alergias respiratorias, y enfermedades respiratorias.

Renuncio a la serpiente en el broche sobre el mandil, y al espíritu de pitón, el cual llegó a exprimir de mí la vida espiritual.

Renuncio a la antigua enseñanza pagana de Babilonia y Egipto y al simbolismo del primer tablero de calcar.

Renuncio a la mezcla y fusión de la verdad y el error, la mitología, a la fabricación de mentiras enseñadas como verdades, y a la falsedad, hechas por los líderes como la verdadera comprensión del rito, y a la blasfemia de este grado de francmasonería.

Renuncio al Hoodwink o capucha de tinieblas, a la venda sobre mis ojos y sus efectos sobre mi vista, emociones, temor a la oscuridad, confusión, temor a la luz, y a los ruidos repentinos.

Renuncio a la bebida dulce y a la bebida amarga y cancelo la maldición de amargura sobre mi vida. Y a la maldición del Gran Arquitecto del Universo, por dejar la Masonería.

Renuncio a la palabra secreta «Boaz» y a todo lo que significa, a toda maldición y enfermedad sobre el útero.

Renuncio al punto de compás, a la espada o lanza sostenida sobre mi pecho, al temor a la muerte, y al temor al apuñalamiento, y a los ataques cardiacos.

Renuncio y corto toda ligadura y protección de los espíritus elementales (Fuego, Agua, Aire y Tierra).

Renuncio a los símbolos de la masonería y a su poder sobre mi vida y la de mis descendientes: A la escuadra, al compás, al martillo, al nivel, al cincel, a la regla, al pentagrama, al hexagrama, al octograma, (estrellas de 5, 6, 8 puntas) y a la estrella de doce puntas, a la cobertura del mandil, a la espada flamígera y a todos los símbolos de dualidad.

Renuncio al Gran Arquitecto del Universo con todos sus nombres.

Renuncio a la confidencialidad absoluta exigida bajo un juramento de brujería y sellado al besar el volumen de la sagrada Ley.

Desato mi destino que fue atado a la piedra en bruto y a la piedra pulida. Ordeno que todo cautiverio en que mi alma haya quedado atrapada en las tres regiones del infierno, sea destruido. Ordeno a mi alma salir en libertad.

Rompo el pacto de unidad que hice con toda la fraternidad masónica. Quebranto el pacto firmado con mi sangre con el que me hice miembro de la orden.

Renuncio a toda maldición y a toda enfermedad en mi sangre. Declaro una transfusión de la Sangre de Jesús en mis venas, limpiando toda mi sangre.

Renuncio al orgullo de carácter comprobado y buen prestigio exigidos para unirme a la francmasonería, y a la consecuente justicia propia de ser suficientemente bueno para estar ante Dios sin la necesidad de un Salvador. Pongo bajo el gobierno absoluto de Jesucristo, mi garganta, cuerdas vocales, sistema respiratorio.

Renuncio al poder de todos los símbolos masónicos. Y decreto que su influencia no tocará mi vida, ni la de mi familia.

 

Grado 2. «Compañero».

En el nombre de Jesucristo renuncio a los juramentos y las maldiciones involucradas en el segundo grado o comunión de destreza de la masonería, especialmente las maldiciones sobre el corazón y el pecho.

Renuncio a las palabras secretas SHIBOLET y JACIN y a todo lo que significan. Renuncio a la antigua enseñanza pagana y el simbolismo del segundo tribunal de investigación.

Renuncio a la señal de reverencia al principio generativo.

Renuncio a toda la geometría mágica, al espíritu de Platón y de Pitágoras.

Corto la insensibilidad emocional, la apatía, la indiferencia, la incredulidad y la ira profunda en mí y en mi familia, en el nombre de Jesucristo. Oro por sanidad de pecho, pulmones y área del corazón y también por sanidad de mis emociones, y pido que me vuelva sensible al Espíritu Santo de Dios.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “GADU: Gran Arquitecto Del Universo”

Por Ana Méndez Ferrel

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 3

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 4

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 5

2 Comentarios

  1. Con todo el respeto para la persona o personas cristianas que expresan su concepción acerca de la masonería a través de esta página, aclaro que lo expuesto en esta página no corresponde ni remotamente a lo que es la masonería como sociedad fraternal ni sus enseñanzas, ni su función en la sociedad, ni los fines que persiguen sus miembros. Es indignante y bochornoso leer este panfleto inmundo en contra de la masonería, con una gran cantidad de calumnias y mentiras que parecen sacadas de una pelicula de terror barata. es trisye ver que en aun en el siglo 21 existan personas que debido al fanatismo y superstición religiosa crean en estas cosas

    • Hola Roque. ¡¡Bienvenido!! Valoro y respeto tu opinión, pero indudablemente desconoces o no podes ver el poder del mundo espiritual que opera y se mueve detrás de todas las prácticas masónicas. Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre